Hoy te traigo una buena. Me provoca tanta emoción como cuando descubrí lo de invertir en ETF, que era sencillo, a prueba de tontos y a largo plazo ofrecía buenos resultados. Perfecto para mi mentalidad de inversor. Pues bien, lo de hoy es Mintos, una plataforma de crowdlending. Resumen rápido: la gente necesita préstamos (coche, negocio, vivienda…) y tú tienes dinero para invertir; como los préstamos siempre conllevan riesgo, lo que haces es muchos micropréstamos (diez euros aquí, veinte allá…); al concluir los plazos habrás cobrado los intereses y recuperado el principal. Es una forma de obtener rentabilidad con un método sencillo, y Mintos, el tema central del artículo de hoy, lo hace aún más sencillo. ¡Adelante!

¿Qué es Mintos?

Mintos es una plataforma de préstamos peer-to-peer (P2P), lo que significa que son personas prestando dinero a otras personas. Esa es la idea (muy resumida). En este blog me habrás visto despotricar a menudo contra los préstamos. Con la excepción de la hipoteca, que muchos necesitamos para tener donde vivir, me declaro enemigo de pedir dinero para comprar un coche, un ordenador y cualquier otro gasto. ¿Y que hay de gastos médicos? Eso lo puedo entender, aunque deberías haber preparado un fondo de emergencia.

El caso es que soy enemigo de los préstamos…

…cuando soy yo quien debe el dinero.

Pero con el crowdlending funciona al revés. Tú eres a quien se debe dinero, a quien devuelven no solo prestado, sino los intereses generados. Una oportunidad de ganar dinero como lo hacen los bancos, Cofidis y toda esa gente.

¿Cómo funciona Mintos?

Mintos se dedica a conectar inversores, generadores de préstamos y prestatarios. En primer lugar, decir que los préstamos que aparecen en la web ya han sido analizados, aprobados y concedidos según los criterios de cada uno de los generadores. En otras palabras, los créditos ya están financiados, y ahora el originador vende un porcentaje de su participación en el mercado primario. ¿Por qué? Para disponer de liquidez inmediata y conceder otros préstamos con ese dinero. Pero eso no nos importa a nosotros.

Lo que sí nos importa es el proceso del peer-to-peer. Cuando depositas dinero en tu cuenta de Mintos tienes la posibilidad de invertir en el mercado primario (préstamos concedidos por originadores), mercado secundario (préstamos que revenden otros usuarios como tú) o mediante una estrategia automática. Esta última opción es la más recomendable y luego hablaré sobre ella.

Una vez tu dinero esté invertido, empezarás a recibir pagos mensuales, cuya cuantía dependerá de la cantidad invertida, la tasa de interés y el tipo de pago que se aplica al préstamo; normalmente un sistema de amortización francés (principal + intereses), pero también esta el modo bullet (solo intereses, más un pago final de todo el principal). A medida que recibes dinero de diferentes préstamos, estará disponible para reinvertirlo en otros préstamos.

Me encanta el sistema de Mintos porque es de inversión automática. Una vez lo tengas configurado, solo tendrás que depositar dinero regularmente, la plataforma P2P se encarga de todo lo demás. Perfecto para generar ingresos pasivos.

En resumen:

  1. Los originadores ofertan sus préstamos en el mercado primario.
  2. Tú compras una participación en ese préstamo.
  3. Los prestatarios pagan sus cuotas mensuales.
  4. Tú recibes el dinero y decides si reinvertir (aconsejable) o retirar fondos.

¿Cómo se declaran los beneficios?

Todo lo que se gana hay que declararlo, ya sea nuestro sueldo o la rentabilidad de las inversiones. Hacienda siempre reclama su porción del pastel. Aunque al menos nos queda el consuelo de que la carga fiscal es inferior al de las rentas de trabajo. Los beneficios de tu inversión deberás contabilizarlos tú en tu propia declaración de la renta como rendimientos del capital mobiliario, porque (a diferencia del bróker DEGIRO, por ejemplo) Mintos no aplica ninguna retención fiscal: te entrega el 100% de los intereses recibidos.

Depositar y retirar dinero

Mintos, una plataforma de crowdlending

Para depositar dinero en Mintos debes hacerlo desde tu banco, mediante una transferencia bancaria a Mintos. La plataforma tiene su sede en Estonia (muchas fintech están ahí por las mejores condiciones fiscales) por lo que se trata de una transferencia SEPA. Banco Santander no me cobra ninguna comisión por el proceso, pero aquí los gastos dependen de tu propio banco, no de Mintos. El dinero estará disponible para invertir de 1 a 3 días (laborales) después. Como ejemplo, mi primer depósito fue en jueves y el dinero llegó el lunes, supongo que el fin de semana tuvo algo que ver.

Retirar dinero en Mintos tarda dos días laborales y no conlleva ningún coste, según mi experiencia. Tal y como explican, solo puedes retirar el dinero que mantienes sin invertir (para retirar el dinero invertido deberás esperar a que venza el préstamo o tras vender tus participaciones en el mercado secundario). La retirada se efectúa desde la plataforma y debe hacerse a una cuenta bancaria con un IBAN válido. En mi caso se trata de una cuenta en España (Unión Europea) y no se produjo ningún problema con los 100€ que retiré para comprobarlo.

Nota: Las tasas de conversión de monedas son muy bajas, por lo que podrías utilizarlo para ello.

¿Quién invierte en Mintos?

Cualquiera. Al ser una plataforma de crowdlending está abierta a todo tipo de inversores. Mintos es para todo el mundo, bolsillo grandes y pequeños. En algún lugar he leído que el tamaño medio de la cartera es 4300€, que tampoco es exagerado. La idea es depositar aquí algún dinero extra que te sobre cada mes, y dejar que la bola de nieve genere beneficios.

Como la inversión mínima es 10€, Mintos es una plataforma amigable con todos los bolsillos, aunque bien es cierto que con diez euros poco conseguirás. ¿Cómo adaptarse a todos los bolsillos? Si te sirve como ejemplo, yo dedico el 20% de mi salario a inversiones (principalmente bolsa, pero ahora que he descubierto el crowdlending voy a repartir entre ambos). 15-20% es un buen punto de partida a la hora de invertir, por lo que esa cantidad es un buen referente para ti.

También es una plataforma muy sencilla, por lo que no necesitas ningún tipo de educación para invertir aquí. Solo hay que consultar las tasas de interés y las estadísticas (la historia) de los originadores para elegir correctamente. De hecho, este artículo es extenso por una razón: aquí está (casi) toda la información que necesitas para empezar a invertir en Mintos.

¿En qué tipos de préstamos puedes invertir?

Existe una amplia variedad de originadores (de todas las calificaciones) y de tipos de préstamos en los que invertir. Disfrutas de la posibilidad de limitar los originadores, países o tipos de préstamos en los que participas, límites que deberías aplicar (ya te explicaré porqué), pero de momento hablemos de qué clases de préstamos hay en Mintos:

  • Préstamos agrarios.
  • Hipotecas.
  • Préstamos para el coche.
  • Préstamos personales.
  • A corto plazo. Una variante de préstamo personal con una maduración inferior a treinta días.
  • Factoraje. Convertir futuras facturas (pagos que se le deben al prestatario) en efectivo.
  • Pignoración. Préstamo en el que se entrega un bien como aval, ya sea joyas u otro artículo de valor. Lo que conocemos como un empeño.
  • Préstamo comercial.

Amplia variedad donde elegir, como ves. Personalmente evito el factoraje. La tasa de impago de préstamos en Mintos roza el 1,3%, es inevitable que alguien tenga problemas de dinero; pero en el caso del factoraje asciende hasta el 21%, por lo que no me compensa en absoluto ese tipo de inversión.

¿Dónde puedes invertir en Mintos?

Y ya que estamos con los riesgos, hablemos de dónde puedes invertir, los países. Muchos. Eso es bueno, pues te permite tener una cartera muy diversificada que minimices los riesgos de tu inversión… pero… la verdad es que hay muchos países. Tantos, que conviene aplicar restricciones al asunto, porque en este caso más no significa mejor.

En primer lugar, porque conviene centrarse en aquellos países «estables», donde los únicos problemas que enfrenten los prestatarios sean desempleo, mala economía, etc. Nada de guerras, golpes de Estado o crisis energéticas de mil pares de narices. Me refiero específicamente a Kazajistán, país donde puedes invertir con Mintos pero conviene evitar, a menos que aceptes el riesgo a cambio de una mayor tasa de interés.

Personalmente, limito mis inversiones a aquellos lugares con garantías jurídicas, por lo que en mi cartera hay préstamos a la Unión Europea, Reino Unido y México. También tengo unos 50€ invertidos en Turquía, de los que hablaré en la sección de riesgos.

¿Cómo invertir en Mintos?

En primer lugar hablaré de la inversión manual, que probablemente utilices al principio hasta que te familiarices con el proceso. La inversión manual se basa en buscar préstamos cuyas características coincidan con las que desees. El procedimiento es largo, pero sencillo.

  1. Selecciona la pestaña Invertir —> Préstamo disponible.
  2. Establece una tasa de interés mínima y máxima, así como el período de inversión.
  3. En la pestaña filtros, elige las características del préstamo. Aquí lo importante es la divisa (euro), seleccionar la garantía de recompra y que el Estado del préstamo esté en Actual (no hay retrasos en los pagos).

Con estas limitaciones, todavía tendrás cientos o miles de préstamos disponibles. Abre uno de ellos, consulta sus datos, si ha habido demoras con algunos pagos y entonces decide cuánto invertir en él. La desventaja de este proceso es que es muy largo, y para inversiones de 10€ supone una completa pérdida de tiempo. Solo deberías utilizarlo para inversiones considerables. Lo mejor es utilizar estrategias automáticas.

Independientemente de cómo lo hagas, una vez has invertido en algunos préstamos, estos se añadirán a tu cartera de préstamos, donde recibirás información actualizada sobre su tasa de interés, tipo de préstamo, país del prestatario, tiempo hasta la maduración, cuándo será el próximo pago y cuánto recibirás. Todo muy útil y sencillo, para que sepas cuál es el estado de tus inversiones.

Mintos, micropréstamos a través de crowdlending.
En los próximos tres días maduran cuatro préstamos a corto plazo (1 mes) y recibo intereses de otros dos.

Como ves en la captura de pantalla, la idea es invertir un poco de dinero en muchos préstamos, ya que el mínimo requerido son solo 10€; con 800€ podrías invertir en 80 préstamos distintos, lo que añade diversificación. Esto supone un flujo diario de dinero (pequeñas cantidades) que facilita la posibilidad de reinvertir lo cobrado. Efecto bola de nieve.

Rentabilidad de Mintos

Como siempre al invertir, la idea es hacer un depósito inicial para ir obteniendo rentabilidad, y poco a contribuir con nuevas aportaciones a la cartera, de modo que los beneficios vayan apilándose. Cuanto más inviertas, más ganarás, pues el crecimiento es porcentual, no por cuantías fijas. No obstante, nunca debes invertir un dinero que vayas a necesitar en un futuro inmediato. Esto es así para distintas formas de inversión, y también se aplica a Mintos.

Cómo suele ocurrir en las inversiones, la rentabilidad está vinculada al riesgo. La famosa frase de a mayor riesgo, mayor rentabilidad (que no siempre es cierta, pero es comúnmente aceptada). Pero en el caso del crowdlending es más cierto que nunca, ya que unas elevadas tasas de interés que se le aplican al prestatario vienen marcadas por el riesgo que la entidad emisora considera que existe. Por ello una rentabilidad del 15% está innatamente ligada a cierta desconfianza hacia el prestatario, de ahí que el prestamista exija un mayor interés, para que el dolor de cabeza le valga la pena. Si me pagas más, te presto esa cantidad, individuo sin empleo fijo y ganas de comprarse un BMW.

Ves por dónde van los tiros, ¿no? Hay que buscar un punto intermedio entre avaricia, sensatez, riesgo y espíritu inversor. Las tasas de interés solían rozar el 11%, pero han descendido durante los últimos meses. Aun con todo, a fecha de hoy (11 de enero de 2022) la rentabilidad de la estrategia conservadora es de 7,75%, superior a muchos planes de pensiones. Personalmente yo obtengo una rentabilidad del 8,83%. Es una opción viable y considero que lucrativa. Hablemos más sobre este aspecto.

Estrategias de inversión automática en Mintos

Una vez has aprendido cómo invertir en Mintos, llega el momento de aplicar esos conocimientos en estrategias automáticas para invertir P2P. Son aquellas que invierten el dinero que tienes disponible tan pronto como alcance cierto umbral (normalmente 10€). Los pagos recibidos serán reinvertidos y permiten despreocuparte, volver un año después y ver que tu dinero ha crecido. La plataforma cuenta con cuatro opciones de inversión automática:

  • Diversificada
  • Conservadora
  • Alto rendimiento
  • Personalizada

Las tres primeras solo pueden elegirse, no editar ni modificar, mientras que la cuarta es la que puedes configurar hasta el mínimo detalle, y que es la opción más recomendable.

1. Diversificada

Mala opción. A menudo la palabra «diversificar» es un buen síntoma en el mundo de la inversión, pues al repartir tu dinero en distintas cestas minimizas el riesgo de perder dinero. Sin embargo, la estrategia diversificada de Mintos va demasiado lejos y no la recomiendo para nadie.

¿Por qué? Porque invierte en TODO, literalmente. Y eso significa lo bueno y lo malo. Originadores con dudosa reputación, préstamos con y sin garantía de recompra, todo tipo de préstamos sin analizar los casos… Vamos, una llamada al desastre. Es evidente que no todos los préstamos saldrán rana, pero este invertir a diestro y siniestro no es una buena opción. El único límite que se impone es que como máximo invertirá un 15% de tu dinero en un solo originador. Descarta esta opción.

2. Conservadora

Esta sí me gusta. De hecho, la tengo activa (junto con otras personalizadas). La estrategia personalizada invierte en lso originadores con mejor calificación e historial de pagos (al menos el 80% de los pagos al día y menos de 3% de demora). Todos los préstamos tienen garantía de recompra. Exposición máxima del 15% a un solo originador.

Esta es la opción que recomiendo, ya sea para toda tu cartera o una porción significativa.

  • Máxima calidad de originadores
  • Menor riesgo de impago
  • Garantía de recompra

3. Alto rendimiento

Aquí se rebajan los estándares de calidad (60% de los pagos al día) con el objeto de conseguir mayor rentabilidad. No obstante, se mantiene la garantía de recompra, por lo que es más seguro que la opción diversificada. Con esta estrategia es probable que ganes más dinero, pero encontrarás más préstamos retrasados en tu cartera de inversión.

No utilizo esta opción, pero no tengo nada en contra de ella, por lo que puedes utilizarla.

  • Máximos intereses
  • Garantía de recompra
  • Más demoras ena lgunos pagos

4. Estrategias personalizadas

La joya de la corona son las estrategias personalizadas de Mintos, pues te permiten configurar a quién prestas dinero, dónde inviertes, bajo qué condiciones, cuánto por préstamo y el período mínimo y máximo que tu dinero estará invertido. Supone una inversión de tiempo considerable el adoptar la estrategia correcta, y deberás modificar con el tiempo a base de ensayo y error, pero el resultado es satisfactorio y te proporciona mucho control sobre tus inversiones.

Mi estrategia personal en Mintos

Sobre esto redactaré un artículo específico a la hora de escoger originadores, porque hay muchos datos que estudiar y me gustaría que lo tuvieras fácil a la hora de elegir (que ya tengas los datos procesados). Ahora hablemos de la versión resumida.

Personalmente tengo distribuida la cartera en tramos que he configurado y nombrado a mi gusto, y en los que invierto en este orden:

  • 15% Conservadora (estrategia de Mintos).
  • 45% Buena calidad. Una selección exhaustiva de los mejores originadores.
  • 10% Préstamos personales a 1 mes. Para generar dinero rápido y tener capital siempre a mano.
  • 30% Demora. Préstamos algo más arriesgados pero donde cobro intereses adicionales si los pagos se retrasan.

Cuando haya dinero disponible en mi cartera, Mintos buscará invertir en ese orden. Si la estrategia conservadora está llena (15% de mis inversiones), pasará Préstamos personales; si están llenos o no los encuentra, avanzará a Buena calidad… Así sucesivamente. Mi idea es invertir primero en los préstamos de buena calidad y que el dinero restante vaya a los que proporcionan más intereses… Si al final no encontrasen nada, que vayan a las que pagan extra si hay problemas al cobrar.

El mercado secundario de Mintos

Otro de esos puntos más peliagudos que necesitarán su propio artículo. El mercado secundario es un lugar para la liquidez. La maduración de los préstamos donde inviertes puede variar desde un mes a seis años, por lo que la disponibilidad inmediata no es una de las ventajas de este sistema de inversión. Por suerte, existe un mercado secundario donde puedes vender tus préstamos antes de tiempo.

¿Lo malo? Vender un préstamo antes de su maduración te pedirá que le apliques un descuento para que le resulte atractivo a otros inversores, lo que implica una menor rentabilidad de la inicialmente planeada. Es el precio a pagar por querer disponer de tu dinero antes de tiempo. Además, Mintos cobra una comisión por la venta de préstamos en el mercado secundario.

¿Lo bueno? Facilita la liquidez de un activo que normalmente no tiene. Además, no solo puedes vender en el mercado secundario, sino comprar. Podrías aprovechar algunas oportunidades para adquirir préstamos con descuento. Siempre es bueno pagar 95 céntimos por algo que vale el euro completo. Pennies on the dollar, como dicen los yanquis.

Potenciales riesgos del crowdlending P2P

Lo bueno de que yo vaya por delante es que he cometido errores, pero los comparto. De modo que te explico los problemas que tiene MIntos (o cualquier plataforma de crowdlenfing) y como minimizar los riesgos asociados a invertir en préstamos. Estas problemáticas son varias, y conviene conocerlas, pero con la estrategia conservadora o imitando la que yo aplico minimizarás estos cinco peligros:

  1. Impagos
  2. Mala calidad de los originadores
  3. Cese de actividad de los originadores
  4. Cambio de los tipos de interés
  5. Cambio de divisa

1. Impagos

El impago es el riesgo más evidente a la hora de prestar dinero. Es ley de vida: la gente que necesita dinero no siempre es capaz de devolver lo que pidieron prestado. Por ello necesitas examinar bien los préstamos que facilitas, pero evitar el impago es muy sencillo, solo se compone de tres pasos:

  • Elegir un buen originador.
  • Seleccionar la opción Garantía de recompra.
  • No inviertas en factoraje.

Del primer punto hablaré en el próximo párrafo, por lo que vamos al segundo, el más sencillo. A la hora de configurar las condiciones en las que invertiremos, existe una casilla llamada Garantía de recompra. Púlsala. Ya está. De este modo tu dinero solo irá a préstamos que el originador está obligado a recomprarte si se produce un impago superior a sesenta días. De este modo no habrás perdido tu dinero.

Tasa de impagos en Mintos por tipo de préstamo (datos actualizados a 10 de enero de 2022):

Tipo de préstamoTasa de impagos (%)
Agrario0
Comercial0,8
Subyacentes0
Factoraje59,5
Hipotecas1,5
Personales0
Pignoración0
Vehículos0,2
Corto plazo0

Como puedes ver, evita las inversiones en factoraje. La tasa de impago en Mintos es del 0,2% (y si tienes garantía de recompra, al menos recuperarás lo invertido) pero en el caso de los préstamos de factoraje asciende a 3 de cada 5 préstamos (mucho más de lo que recordaba, supongo que se habrá disparado en los últimos meses), por lo que te conviene ahorrarte los problemas y evitar ese tipo de barco, porque hace agua y es propenso a hundirse.

2. Calificaciones de los originadores

Otro peligro fácil de evitar. Cada originador es periódicamente examinado por la gente de Mintos para concederle una calificación de riesgo (de 1 a 10, siendo 8 el valor más alto que existe actualmente en la plataforma), por lo que si eliges aquellos con mejor nota, evitarás muchos problemas. Sobre el papel, es tan sencillo como eso.

Si quisieras profundizar más en este aspecto, existen páginas de información específica sobre el originador, las condiciones que aplica y su estado financiero. No todas las empresas hacen públicas sus cuentas, por lo que desconfía de aquellas que no exponen sus datos.

3. Cese de actividad de los originadores

Algunos negocios quiebran. Es otra de esas leyes de vida. Si un originador entra en bancarrota habrá juicios para recuperar el dinero (se encarga Mintos, no tú) y es probable que solo recuperes una parte de la inversión. Por ello es importante seleccionar los originadores más solventes.

Aquí puedo hablar de casos concretos. Eurocent fue un originador en Mintos que quebró, y recientemente Wowwo ha sido suspendido de la plataforma. En este último caso me ha pillado, por novato. Resulta que Wowwo es un prestamista turco pero que trabajaba en euros. Debido a la explosiva devaluación de la lira (una moneda que cada vez vale menos) este originador está en peligro y Mintos ha decidido suspender sus préstamos para proteger a los inversores.

En mi caso me veo afectado en cinco préstamos por valor total de 50,23€. Todos los compré en el mercado secundario porque estaban con descuento (no me extraña, seré idiota). Así que mea culpa. Por lo menos no ha sido gran cosa, pero fastidia. Por suerte, de los errores se aprende. Y Mintos está negociando con Wowwo la recuperación de esos préstamos.

4. Cambios en los tipos de interés de las P2P

Este es más habitual, y no tienes control sobre él. Al igual que ocurre al invertir en bonos, las tasas de interés (la rentabilidad esperada) cambia con el tiempo. Eso significa que préstamos que antes ofrecían un 7,5% de interés podrían ser ahora de un 6%, o un 8%. La economía es fluida y los cambios están siempre a la vuelta de la esquina. ¿Supone esto un problema para ti como inversor?

La verdad es que no. Mintos funciona a tipo fijo. Todo cambio en los tipos de interés se aplica a los NUEVOS préstamos. El dinero que ya tengas invertido mantiene las condiciones iniciales, con independencia de los nuevos tipos de interés. En caso de que las rentabilidades bajen, tienes en tus manos un préstamo más valioso, ya que podrías venderlo con un premium en caso de que quieras recuperar el dinero antes. Por el contrario, si los nuevos préstamos ofrecen más rentabilidad podrías vender los tuyos con un descuento para invertir el dinero en los nuevos, pero todo esto es parte del mercado secundario, del que luego hablaré.

Si la tasa de interés baja en Mintos, puedes invertir tu dinero en otros lugares mientras mantienes lo ya invertido. Lo importante es que los cambios de interés no afectan a lo que ya tienes. En mi caso, parece que he entrado en una época de vacas flacas en lo que respecta a tipos de interés, y aun así esto satisfecho.

5. Cambio de divisa

Este peligro de las P2P solo afecta a los especuladores. Mintos funciona con muchas monedas. Personalmente recomiendo centrarse en euros y con préstamos a países de la Unión Europea, para simplificar el proceso. Pero ya he mencionado que hay países como Kazajistán donde la rentabilidad alcanza el 19% (la mayor recompensa es porque… bueno, no hay más que ver en las noticias cómo está Kazajistán ahora mismo por culpa del precio de la gasolina y la electricidad). Ese jugoso 19% es consecuencia del mayor riesgo que adoptamos con esos préstamos en diferentes divisas y porque la situación probablemente pone en peligro el cambio de divisa entre el euro y el tenge kazajo.

Alternativas a Mintos

Desde luego, Mintos no es la única plataforma crowdlending que existe, pero es la más grande y madura. Hay más, EstateGuru, para préstamos inmobiliarios o comerciales, que es otra de las plataformas que utilizo. Pero la verdad es que Mintos es la que más me gusta. No obstante, puedo dejarte un listado amplio de empresas de P2P, y ya hablaré en otro momento sobre ellas.

  • Bondora
  • Iuvo
  • Lendermarket
  • Brickstarter
  • Peerberry

Mi opinión final sobre Mintos

Muy favorable, desde luego. Desde un principio me ha encantado la sencillez del proceso, lo efectivo de su interfaz (nada de dibujitos o decoración, puros números y todo bien explicado, como hace la interfaz de DEGIRO). Facilitan mucho el invertir, saber dónde metes el dinero, cuándo está previsto que cobres… Todo muy profesional y transparente, incluso con el asunto de Wowwo.

Este tipo de inversiones no están exentas de riesgos, y se alejan de mi tradicional estilo de comprar y mantener activos, pero considero que el peer to peer ofrece una interesante forma de generar capital constantemente y tiene todas las papeletas de que recibirá aportaciones por mi parte. Me ha encantado la metodología, la rentabilidad y la distribución de mi dinero. Además, que el capital regrese poco a poco a mi cuenta facilita la reinversión y adaptarse a los nuevos tiempos, ya que las tasas de interés podrían variar y quiero aprovecharme de ellas. Versatilidad, esa es la palabra que estaba buscando. Invertir en Mintos me proporciona versatilidad.

Al ser cantidades tan pequeñas puedo alterar mis estrategias con mayor facilidad que en la bolsa o los inmuebles. Y detener la reinversión me permitirá un flujo de dinero que podría destinar a la bolsa. Estoy pensando en que ante una caída del mercado, podría utilizar el dinero de Mintos para hacer dollar-cost-averaging en diversas acciones. Hay que anticiparse a todo.

En resumen, que me encantan Mintos, que lo recomiendo y que redactaré más artículos sobre esta plataforma u otras de corwdlending.

Este artículo de El euro extra sobre la plataforma de cowdlending Mintos no debe ser tenido en cuenta como un consejo financiero, sino mi experiencia personal al invertir con ellos a través de su página web. Recuerda que invertir conlleva riesgos de perder tu capital.

Por Carlos Pérez Casas

Recoge los beneficios de sus novelas y los invierte en dividendos porque algún día le gustaría jubilarse.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.