Hoy toca un artículo breve, pero es de los buenos. Una especie de regalo de Navidad desde el Gobierno de España. Desde este mes tenemos que ocuparnos de un trámite menos. Magníficas noticias. Si eres inversor minorista, como es mi caso y el de muchos de los visitantes de El euro extra, el modelo D6 ya no es necesario entregarlo cada enero al Ministerio de Comercio. Los funcionarios han elegido quitarse una innecesaria carga de trabajo y la gente de a pie nos ahorramos perder una mañana de enero.

¿Por qué el modelo D6 ya no es necesario?

Ya redacté un artículo sobre qué era el modelo D6 y cómo se tramitaba, por lo que solo haré un breve resumen. El modelo D6 era un documento con funciones estadísticas que permitía al Ministerio de Comercio conocer las posiciones en bolsa de los residentes españoles que tuvieran su portafolio en brókeres extranjeros. Nada más. Ni pago de impuestos ni leches. Solo era un documento informativo que se utilizaba con fines estadísticos.

Para los inversores suponía dedicarle varias horas al documento, y para el ministerio, recoger todos esos datos tan solo para crear una gráfica y una tabla. Despúes de todo, «poca» gente se dedicaba a la bolsa en España. Aquí siempre fuimos más de invertir en vivienda. País del ladrillo.

Pero entonces llegó 2020, el confinamiento, el ahorro (a fuerza de no gastar) y todo Dios se lanzó a la bolsa gracias a la proliferación de brókeres de bajas comisiones, como Etoro, Robinhood, DEGIRO, Interactive Brókers, etc. Supongo que los funcionarios del Ministerio de Comercio abrieron un día el buzón y en lugar de ver el apenas millar de documentos que recibían otros años se encontraron con los 54.000 modelos D6 que recibieron el pasado enero. Probablemente la mayoría de ellos con cuantías inferiores a los cinco mil euros. De modo que han determinado que el modelo D6 ya no es necesario. Han preferido ahorrarse todo el papeleo, y por extensión nos lo han ahorrado a nosotros.

Sinceramente, es todo un alivio, porque a menudo se perdía una mañana entera en rellenar el formulario, especialmente si tenías acciones fraccionarias, como ocurre a menudo con este tipo de broker o, peor aún, usabas el copytrade de Etoro, donde al imitar las posiciones de los popular investor acababas con una marabunta de acciones sobre las que no tenía control.

Si utilizas Etoro, DEGIRO… no es obligatorio entregar el modelo D6

Así que buenas noticias si inviertes a través de este tipo de plataformas. Probablemente tú y yo estemos en alguno de estos brokers de bajas o nulas comisiones, porque esas comisiones lastran mucho cuando inviertes 200 o 300 euros al mes. Y pagar 2 € nos fastidia mucho más a quienes empezamos con poco, especialmente si supone un 1% de nuestra rentabilidad y apenas tenemos cincuenta o sesenta acciones de una compañía. O invertimos en ETF, que es la forma de protegernos de nuestros propios errores.

El caso es que por fin desde el Ministerio de Comercio se han dado cuenta de cómo está cambiando el mundo de las inversiones en bolsa gracias a estas plataformas accesibles para todos, y han decidido suprimir lo absurdo. La inmensa mayoría de la gente tiene poco invertido en bolsa. Por lo que no necesitan nuestros datos.

Me alegra traeros buenas noticas. ¡Feliz Navidad!

Por Carlos Pérez Casas

Recoge los beneficios de sus novelas y los invierte en dividendos porque algún día le gustaría jubilarse.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.