Lo que está pasando con el short squeeze a GameStop pone de manifiesto, de cara al público, dos graves problemas: los intereses económicos que fomentan ahogar empresas para beneficiarse con su ruina, y la manipulación del mercado cuando este no obedece a los intereses de grandes fondos de inversión. Hay mucha furia, indignación y humor mezclados en este asunto. Ahora bien, como ocurre con Rusia, la situación con GameStop seguirá siendo graciosa… hasta que de repente no lo sea.

Short squeeze de GameStop y manipulación del mercado

Aunque no sepas de qué va el asunto, probablemente ya sabrás que el precio de las acciones de GameStop se ha disparado más que la archifamosa Tesla. Una situación que ha desatado mucha, pero muchísima furia entre algunos de los más poderosos en el mundo de la inversión, a quienes han cazado con los pantalones bajados, y en lugar de limpiarse el culo y subirse los calzones han optado por salpicar a todos con su mierda.

El alguacil, de Carlos Pérez Casas
También domino un elegante castellano en una novela con buenas críticas.

No me esperaba hacer esa comparación… pero me ha salido de forma natural. Será mi vena literaria vulgar, digo yo…

En fin. Ya sabrás que abrir una posición en corto entraña mayores riesgos que una simple inversión. No obstante, es una oportunidad para ganar dinero. Y donde hay oportunidad, habrá oportunistas.

Sin embargo, no siempre se gana, especialmente cuando estás muy expuesto y otros oportunistas se dan cuenta de ello. Ahí es donde entra en escena el short squeeze de GameStop, iniciada por un numeroso grupo de pequeños inversores que descubrieron algo muy curioso respecto a las acciones de esa compañía y decidieron beneficiarse.

Mi implicación en todo esto y otras aclaraciones

Solo para aclarar, tres cosas:

  1. Cuando digo short squeeze de GameStop me refiero, también, al de otras acciones, como Bed, Bath and Beyond, o AMC. También algunas REIT que se dedican a locales comerciales y han sufrido pérdidas. Todas estás compañías tenían un elevado porcentaje de sus acciones en corto y han sido el centro de atención de lo ocurrido.
  2. No utilizo oportunistas con una connotación negativa, sino un hecho fáctico. Alguien vio una oportunidad de inversión, y la aprovechó. ¿No es eso la bolsa?
  3. De todas las acciones implicadas, solo tengo acciones en Bed, Bath and Beyond (NASDAQ: BBBY) porque consideraba que era una empresa infravalorada cuyo dividendo, tarde o temprano, regresaría. En el momento de escribir este artículo, estoy un +18%, modesto, si se tiene en cuenta la montaña rusa del momento.

¿Qué es un short squeeze?

Un short squeeze ocurre cuando el precio de una acción sube, perjudicando a quienes prosperaban en la pérdida de valor de esa acción mediante una posición en corto. Para evitar mayores pérdidas, estos inversores bajistas cierran sus posiciones en corto (recompran esas acciones), lo que aumenta aún más el valor de la acción.

En otras palabras, es un caos. Especialmente si, como ha ocurrido con Gamestop, las posiciones en corto representaban un elevado porcentaje de los activos de la empresa (en el caso de GameStop, en torno al 138%), lo cual ha convertido un short squeeze en una auténtica tormenta. Una en la que, ante el pánico, se han visto prácticas, primero censurables, y posteriormente ilegales.

Unos ganan, y otros pierden

Es cierto que hay gente que pierde en la bolsa, personas que hacen malas inversiones, pero existe la posibilidad de que todo el mundo gane en la bolsa, unos más que otros, pero todos ganen. Eso ocurre cuando la economía crece gracias a que las empresas cuentan con capital (de sus inversores) para expandir sus negocios.

No obstante, eso es la teoría, y se aplica si todo el mundo compra acciones. Pero la existencia de las posiciones en corto (cuya mera existencia, lo digo ya, me parece legítima, ya que hay ocasiones en las que una empresa está sobrevalorada) provoca que para los bajistas ganen, los alcistas deben perder. Y viceversa.

Sin embargo, quienes están perdiendo dinero con el short squeeze de GameStop lo hacen por culpa de una conducta imprudente. Suya. Apostaron grandes sumas de dinero en una inversión arriesgada (como suele ocurrir con todas las posiciones en corto) y les ha salido mal. Muy mal.

Pero, ¿qué ha sucedido exactamente con todo este asunto sobre el short squeezde GameStop? Repasemos los hechos hasta el momento. Atento, que la situación es ridícula, graciosa e indignante. Todo al mismo tiempo.

Cronología del short squeeze de GameStop

El orden que a continuación indico es aproximado. Muchos eventos sucedieron a la vez y, en el momento de escribir este artículo, la tormenta no ha terminado. Intentaré actualizar este post conforme los acontecimientos se desarrollen.

1. La situación de GameStop (GME) antes del short squeeze

GameStop era un dinosaurio en una era digital, una cadena de tiendas de videojuegos (en sus cajitas) durante una época de creciente compra online (Steam, Epic Store, etc.) cuyas ganancias disminuían año a año. Con el coronavirus, muchas de las tiendas de GME echaron el cierre, lo que perjudicó aún más a la compañía.

Tras un cambio de liderazgo, GameStop optó por abrirse más al mercado online. Sin embargo, ahora GME debía competir con empresas ya asentadas, y las perspectivas no eran buenas. Alguien olió la sangre, y quiso aprovecharse.

Hedge funds a por el corto

Para ser breve, diré que los hedge funds, o fondos de cobertura, existen para proteger a sus inversores durante malas épocas. Si la economía falla, los hedge funds recogen beneficios. Como una especie de seguro. Si has visto la película de La gran apuesta, sabrás cómo calcularon la crisis del 2008-2009 y obtuvieron cuantiosos beneficios.

El problema existente ya lo me mencionado: Si la economía falla, los hedge funds recogen beneficios. Si una empresa fracasa, ellos ganan. De modo que un fondo de cobertura (Melvin Capital) abrió posiciones en corto de GameStop. Desde la crisis de 2009, el mercado ha crecido, lo que no ha dado muchas oportunidades de ganar dinero con operaciones en corto, así que cuando otros fondos de cobertura vieron esa posición en corto de Melvin Capital, decidieron imitar. Y eso llevó a un curioso dato: el 138% de las acciones de GameStop estaba en corto.

No me preguntes cómo es legal, pero sí, más del 100% de las acciones, en corto. Acciones prestadas que se volvían a prestar, y una vez más se volvían a prestar y prestar hasta que el 138% de las acciones de GME estaban en préstamo. Acciones que, según las reglas de la venta en corto, deben volver a comprarse. A un precio más bajo, esa es la idea.

Pero, de nuevo, alguien olió la sangre.

2. ¿138% de acciones en corto? Huele a oportunidad

En el mundo de la bolsa se necesita cierta transparencia para que los inversores confíen. Por eso se publican informaciones sobre las finanzas de las empresas y sus acciones. Son datos púbicos, y cualquiera puede echar un vistazo, incluso tú, yo, o Fulano.

Entra en escena Reddit y Wall Street Bets, comunidad online de pequeños inversores donde se comparte información sobre esta o aquella empresa. El tipo de lugares donde tú y yo buscamos información. Para ofrecer sencillez a esta historia, los voy a llamar Forocoches (sí, por ahí van los tiros). Algunos son trolls; otros, idiotas; pero esos son los más llamativos (como todo en la vida). La mayor parte de la comunidad es gente que busca consejo sobre esta o aquella inversión.

La gente de Forocoches (Wall Street Bets) consultó esta información pública y dijo «Oye, todas esas acciones en corto de GameStop… en algún momento las tienen que recomprar, ¿no? Y como no hay tantas acciones disponibles… el precio se disparará, ¿no?». Y aquí es donde empieza la jugada. Mitad broma, mitad putada, mitad oportunidad, mitad troll, mitad arremetida ideológica, mitad lección que no olvidarás, mitad… Muchas mitades en esta compleja/desternillante/siniestra situación. Los de Wall Street Bets decidieron utilizar las herramientas de los hedge funds en su favor.

Se plantea el short squeeze de GameStop

Si las acciones suben de valor, las posiciones en corto son menos valiosas; que suben mucho de valor, los shortsellers pierden dinero; si pierden dinero, querrán cerrar antes de perder demasiado; y eso, a su vez incrementa aún más el precio. ¿Ves por dónde van los tiros? Eso es un short squeeze.

Esto no es un concienzudo razonamiento del funcionamiento de los entresijos fiscales de GameStop (la cual, recordemos, es una empresa en declive). No. Lo que aquí sucede es una subida artificial del precio para aprovecharse de los hedge funds y su exceso de posiciones en corto. Es un análisis técnico, eso que muchos afirman que los pequeños inversores son incapaces de comprender.

¿Eso es ilegal? No soy abogado, pero diría que no, después de todo, es lo que muchos fondos de inversión hacen. En concreto, esos hedge funds que tenían posiciones en corto estaban bajando el precio de la acción de GME, artificialmente, precisamente por tener tantas posiciones en corto, lo que, a su vez, mutilaba la capacidad de GameStop para recaudar capital para su transformación. Los fondos de cobertura estaban ahogando a GameStop para beneficiarse de su declive.

Lo de los hedge funds es un caso de avaricia que rompe el saco, peor que un apalancamiento mal calculado. El tiro les ha salido por la culta (de momento).

Y ahora empieza la hecatombe.

3. El precio de Gamestop (y otros) se dispara

Los de Forocoches empiezan a comprar masivamente acciones de GameStop. A saco. Miles de inversores. Lo que dispara el precio, lo dispara tanto que su valor se multiplica en un solo día. Y la fiesta anima a otros a apuntarse al tren de la histeria. ¡Ganancias! ¡Ganancias para todos!

Precio de las acciones de GameStop durante el short squeeze
+1641,9% en dos semanas

Los hedge funds redoblan su apuesta en corto…

La situación es crítica para los hedge funds, porque una subida de valor del 1000% implica unas pérdidas del 1000% en su inversión. Han tenido que vender otras acciones antes de tiempo (a precio rebajado) para pagar los costes de mantener abiertas esas posiciones cortas en GME.

Entonces, a los hedge funds se les ocurre una idea brillante: como las acciones han subido tanto de valor, estos capullos de Reddit y Wall Street Bets querrán recoger los beneficios… y eso bajará el precio de la acción. De modo que los fondos de cobertura doblan su apuesta en corto.

Tras recaudar dinero (de otros hedge funds o de la venta de acciones de otras compañías*) los fondos de cobertura abren nuevas posiciones en corto para beneficiarse de la masiva venta de acciones cuando esos «trolls» recojan sus beneficios.

*Ignoro hasta qué punto la caída general de las acciones en bolsa de este viernes (29 de enero) está vinculado con el asunto GameStop, pero no me sorprendería. Mi cartera ha bajado un -2% en un solo día.

… y los pequeños inversores niegan que sus acciones se presten

Pero, una vez más, el tiro les sale por la culata. Tú, como inversor, puedes llamar a tu broker y decirle que no quieres que tus acciones se presten (para la venta en corto). Muchos hicieron eso. Otros, también muchos, optaron por unirse al movimiento Hold the Line y aguantar las acciones hasta que expire el plazo de recompra de esas nuevas posiciones en corto. Así que la idea es no vender.

La mayoría… ¡compró aún mas acciones! Y el precio volvió a subir. Los 2.250 millones de dólares que los fondos de cobertura invirtieron en una segunda remesa de acciones en corto de GME se esfumaron en un día.

4. El ataque de la prensa bursátil contra el short squeeze de Gamestop

Ahora entran en escena los grandes poderes, que están jodidos que van a recurrir a cualquier artimaña para salir de la pesadilla en la que los han cazado.

Creo que aún no han llamado terroristas a los de Wall Street Bets. Pero sí trolls. Irresponsables. Hackers. Delincuentes. Manipuladores. Toda la prensa bursátil, empezando por CNBC, ha atacado sin cesar a la gente de Wall Street Bets por disparar el precio de las acciones de Gamestop.

Y a aquellos que los defienden, como Chamath Palihapitiya, intentan sondearlos por el terreno de «es irresponsable alenatarlos». Pese a la razonable explicación de este inversores sobre qué clase de personas hay en Wall Street Bets.

Ahora bien, resulta muy gracioso que la queja esencial de los fondos de cobertura hacia el short squeeze de Gamestop es, básicamente: «¡No es justo! Ese truco lo inventamos nosotros».

«¡No es justo! Ese truco lo inventamos nosotros». Los hedge funds acerca de lo sucedido con Gamestop. Clic para tuitear

El falso fin del short squeeze de GameStop

Una falsa sensación de victoria (o de «todo ha terminado») entre los de Wall Street Bets se produjo el 29 de enero cuando la prensa anunció que Melvin Capital había cerrado su posición en corto, con grandes pérdidas. ¿Todo ha terminado?

Sin embargo, había dos aspectos muy extraños con esa declaración.

En primer lugar, la insistencia de la prensa. Bombardeaban y bombardeaban sobre que todo el mundo se enterase de que Melvin Capital había perdido. Extraño, ¿no? Más aún extraño cuando se estaban pagando anuncios en las redes sociales (esos Ads que te aparecen donde puedes verlos) respecto a ese tema. ¿Por qué se pagaría para anunciar una derrota?

En segundo lugar, la esperada subida de precio (dramática) de las acciones de GameStop una vez se cerrasen las posiciones en corto… nunca se produjo. Y eso no es algo que puedas esconder. Una masiva compra (recompra de los shortsellers) aumenta el precio. De hecho, el precio descendió a medida que los «victoriosos» recogían beneficios.

Hueles la trampa, ¿verdad? Melvin Capital no había cerrado su posición, era una artimaña para que la gente vendiera sus acciones de GME y así descender el precio. Pero tras unas horas, la gente se dio cuenta de lo que sucedía. Y compró más acciones.

Llorando: «Es que ganan mucho dinero con el short squeeze de GameStop»

Lo que más gracia me hace es la hipocresía insostenible de los medios de comunicación. A aquellos que están ganando dinero con la subida de valor de una acción los están llamando… trolls, hackers, mafiosos, irresponsables… Los pequeños inversores somos tontos y no comprendemos lo que estamos haciendo. Como si no pudiéramos aprender a invertir en un blog, como este, leyendo libros sobre el tema o a base de experiencia.

Todo el asunto va más allá cuando empiezan a quedarse sin argumentos y caen en el ridículo. El mensaje subyacente en estas críticas es que quienes han visto una oportunidad de ganar dinero en la bolsa, y la han aprovechado, son unos seres inmorales.

¿De verdad?

¿EN SERIO?

¿Arriesgar tu capital para ganar dinero (AKA «invertir») es una conducta inmoral? ¿Y qué se ha hecho desde que se inventó la bolsa? ¿O la banca? ¿O los sueldos de los cuestores en la antigua Roma?

No, lo que ocurre es que los pequeños inversores se lo han hecho a los grandes. Cuando Carl Icahn le hizo un short squeeze a Bill Ackman nadie dijo que era ilegal. Pero ahora, como lo han provocado lo peces chicos, los tiburones están furiosos. Y han tomado acciones.

5. Cerrar el Discord y los blogs de Wall Street Bets

Esos foros donde se comunicaban los inversores han sido cerrados, eliminados o restringidos. Según dice, para protegernos de una mala inversión provocada por la insensatez. WTF?

Esto no ha sido una insensatez, los inversores de GME saben que la acción no vale 250$, 300$ o 500$ (el precio puede variar mientras lees esto). No son idiotas. Solo están aprovechando el momentum para impulsar el precio de la acción. Unos lo hacen para beneficiarse, otros como mensaje, y hay algún troll, sí, que solo quiere ver el mundo arder.

6. Prohibir la compra de acciones, pero puedes vender

Y ahora llegamos al punto más rocambolesco de esta historia. O el más criminal. Como las críticas en la prensa no eran suficientes, ni efectivas, se tomaron medidas drásticas que traerán consecuencias legales.

Todos estos hedge funds descolgaron el teléfono y llamaron a muchos broker (algunos de los cuales son subsidiarias suyas) para «pedir» ayuda. El caso de Robinhood es notorio porque obedeció sin rechistar a cambio de un poco de calderilla, más o menos mil millones de dólares, y su CEO apareció en la prensa defendiendo lo indefendible y exhibiendo ridículo.

Se ordenó detener toda compra de acciones de GameStop (y otras acciones). Ya no se puede comprar (una compra que perjudica a los hedge funds). Sin embargo, sí se permite cerrar las posiciones abiertas y recoger beneficio, lo que descenderá el precio de la acción.

La excusa, de nuevo, es para proteger a los inversores. ¿Proteger a los inversores de sus «tontas decisiones» que les han reportado miles de dólares de beneficio? Hay gente que ha ganado, sobre el papel, 125.000$ con una inversión de 600$.

Ahora no permiten comprar, para que el precio no suba. Cuando solo te permiten vender tus acciones o esperar a que bajen de valor… no te dan opciones. Y eso sí es manipulación de mercado.

¿Es el short squeeze de Gamestop una manipulación del mercado?

Sí. No. Depende de a quien le preguntes. La realidad es que todos los inversores influencian el mercado, cada vez que compras una acción, sube de valor. Si la vendes, baja.

Aunque hace falta mucho, mucho dinero para que el efecto se note, una cantidad que sí tienen los hedge funds. Si un fondo de cobertura coloca dinero en una acción, son capaces de mover el precio de la acción, arriba o abajo. ¿Eso no debería considerarse también como manipulación del mercado? Sus posiciones cortas habían forzado un descenso del valor de Gamestop, de forma artificial. Los pequeños inversores se dieron cuenta y compraron GME, lo que subió el precio. De nuevo, de forma artificial.

Lo que ocurre es que los fondos de cobertura (el llamado Smart Money) no ha encajado bien que les ganen (esta vez) en su propio juego. Los de Wall Street Bets le han dado una bofetada a los fondos de cobertura y, sobre el papel, se han hecho de oro. Todo dependerá de cómo acabe el movimiento Hold the line.

La respuestas de los fondos de cobertura ha sido cambiar las reglas. Los hedge funds han manipulado el mercado con prohibiciones de comprar acciones (que les perjudicaba) pero sí permiten vender (que les beneficia). Y este asunto va a acabar en los tribunales.

¿Cómo acabará todo esto?

Ten cuidado de acabar bien cuando todo esto acabe, los datos técnicos de GameStop, su ratio precio-beneficio, por ejemplo, no es favorable. Aquellos que llegaron tarde a la fiesta probablemente pierden parte o toda su inversión. Sin embargo, hay quienes lo hacen para enviar un mensaje. Si has arriesgado tus 50€ y decides apoyar al movimiento, pues adelante. Es tu decisión. Aunque has hecho (tú y los demás) historia en Wall Street. Y eso no te lo quita nadie.

Este artículo de El euro extra sobre lo sucedido durante el short squeeze de Gamestop (que aún sigue) no debe ser tenido en cuenta como un consejo financiero, sino mi experiencia personal al invertir en bolsa a través de Etoro. Consulta a un verdadero experto en materias bursátiles.

Por Carlos Pérez Casas

Recoge los beneficios de sus novelas y los invierte en dividendos porque algún día le gustaría jubilarse.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *