Tal y como están las cosas actualmente, me jubilaré en 2057. Dios, solo pensar en esa fecha da vértigo. Como puede que sepas, escribo novelas de ciencia ficción, y no son precisamente de las de mundos felices donde la tecnología lo ha arreglado todo. Lo veo todo muy negro. Por eso he de pensar en fuentes de ingreso alternativas. Y de ahí ha surgido mi objetivo de inversión: conseguir 21000€ al año en dividendos.

¿Por qué 21000€ como objetivo de inversión?

Es el número al que he llegado tras hacer algunas cuentas. En primer lugar, eso son ingresos. Por tanto el Gobierno querrá su porción del pastel. Tal y como está la ley ahora mismo, se aplica una tasa del 19% a los primeros 16000€, y un 21% a la cantidad entre 16000€ y 21000€. De modo que, del primer tramo me descuentan 3040€ (19% de 16000€); y del segundo tramo, 1050€ (21% de 5000€).

Ahora nos quedan 16910€ limpios, los cuales, repartidos en doce meses, suponen 1409,16€ al mes en dividendos mensuales. Dividendos mensuales que te permiten planificarte tus gastos, como los que paga Realty Income, una de mis acciones favoritas. Con esa pensión se puede vivir, ¿no crees?. Y, por el camino, quizá mis dividendos puedan ir pagando la factura de internet, calefacción, gasolina…

Por supuesto, no he contado con cómo afectará la inflación o cuánto cambiará la relación euro-dólar, porque son conocimientos que se me escapan, pero ya ajustaré la cifra final si es necesario. 21000€ al año es mi objetivo de inversión.

21000
842.46

¿Es un valor realista?

Sobre el papel, para conseguir esos dividendos, y bajo la premisa de un rendimiento por dividendo del 4%, debería tener invertidos 525000€ para cobrar mi «jubilación». Una cantidad que… bueno. No es que tenga a mano, precisamente.

¿Tú sí cuentas con ese dinero? Tengas o no ese capital disponible, lo bueno de la inversión por dividendos es que esa cantidad se puede conseguir con el tiempo, e incluso se verá reducida (es lo que ocurrirá) gracias a un aumento de la rentabilidad de tus inversiones, gracias al maravilloso efecto bola de nieve en la inversión bursátil. De modo que no necesitará eso 525000€.

Si dedicas esfuerzo a buscar compañías que paguen buenos dividendos, la rentabilidad por dividendo se incrementará con el tiempo. Tanto por la revalorización de la acción como por el incremento del dividendo. Tampoco esperes al mejor momento para comprar acciones. No podrás calcular eso.

Pongamos varios ejemplos de distintas inversiones y cuál sería el valor final:

  • 5000€ en Coca Cola y reinviertes los dividendos durante 10 años.
    • Resultado: 10 510,58€. Diez mil euros.
  • 2500€ en Coca Cola y reinviertes los dividendos durante 25 años.
    • Resultado: 17 103,95€. Diecisiete mil euros.
  • 1000€ en Coca Cola y reinviertes los dividendos durante 40 años.
    • Resultado: 2 061 732,56€. Dos millones de euros.
  • 5000€ iniciales, más 300€ cada mes, más reinversión de los dividendos, durante 10 años.
    • Resultado: 60 404.57. Unos sesenta mil euros.
  • 2500€ iniciales, más 200€ cada mes, más reinversión de los dividendos, durante 25 años.
    • Resultado: 192 875,96€. Casi doscientos mil euros.
  • 1000€ iniciales, más 100€ cada mes, más reinversión de los dividendos, durante 40 años.
    • Resultado: 11 146 501.90€. Once millones de euros.

Para calcular estos valores he utilizado un calculador de reinversión. Ten presente que se utilizan valores pasados, no futuros, pero por eso he elegido Coca-Cola, una de esas empresas eternas que, además, es un aristócrata del dividendo.

5 aspectos a considerar en un objetivo de inversión

1. Seguridad

No existe la certeza absoluta no perder dinero en bolsa, de hecho, cuanto más dinero esperes conseguir mayores son las probabilidades de perder tu inversión. Es donde te metes cuando decides invertir en criptomonedas. Tengo un artículo específico dedicado a una comparación de los riesgos al invertir en distintos activos, pero te haré un breve resumen.

Lo más seguro es invertir en bonos del Estado. Tienes que imaginar la caída total de un Estado (no un Gobierno de este partido o aquel, sino todo el aparato del Estado) como la única posibilidad para no recuperar tu inversión.

En segundo lugar están los bonos de empresa. Para que no te paguen, grandes empresas como Coca Cola tendrían que irse a la mierda. Y no lo veo factible. En tercer lugar entramos en las acciones, cuyo riesgo y rentabilidad varía en función de la empresa a la que pertenecen.

Por último están los grandes productos de riesgo, la compra-venta de materias primas (especulación con oro y petróleo), las criptomonedas y utilizar apalancamiento en bolsa.

La seguridad tiene un precio, ya que menor riesgo implica menor rentabilidad. Solo aquello que es extremadamente volátil podría hacerte rico en un año (o provocar que lo pierdas todo). La opción intermedia serían los ETF, paquetes de acciones que ofrecen rendimiento y cierta seguridad en que no todas las acciones se hundirán.

Y una forma adicional de seguridad es no recurrir a un préstamo para invertir. Mala idea en la bolsa.

2. Revalorización de las acciones

Algunas compañías se desmoronan y desaparecen, pero por norma general tienden a crecer. Una inversión inicial de 200€ podría valer 1000€ dentro de doce años. De modo que has aumentado tu capital. Escoge empresas que tengan expectativas de crecimiento.

Mejor un nombre conocido, una marca en la que confíes y hayas visto crecer poco a poco durante los últimos años. Habrá tentación de comprar la empresa más novedosa que está en boca de todos, pero podría caer con la misma rapidez con la que ascendió. Y adivina quién llegó tarde a la fiesta…

Es importante valorar tu capacidad para aprovechar oportunidades de inversión. Que siempre las hay.

3. Ingresos por dividendos

En una estrategia de inversión por dividendos recibirás regularmente ingresos en forma de dividendos. Es muy importante para el largo plazo que resistas la tentación de gastar ese dinero. Lo mejor para tu objetivo de inversión es que reinviertas ese dinero en adquirir más acciones que, con el tiempo, proporcionen más dividendos.

También el mercado inmobiliario, pues del mismo modo que las acciones de la bolsa son baratas (una a una), existen formas de invertir en propiedades con poco dinero que no pienso desaprovechar. Todo lo que sea recibir un flujo de ingresos, bienvenido sea.

4. Liquidez

No siempre hay épocas buenas en nuestra vida. Puedes perder el empleo, necesitar tratamiento médico muy caro o una nueva casa. Por ello debes tener la certeza de que parte de tus activos pueden convertirse fácilmente en dinero. Lo mejor para este propósito son los bonos, que pueden venderse sin que eso afecte a tu objetivo de inversión.

Además, si hubiera una crisis económico y los precios de las acciones cayeran, ¡eso supondría una excelente oportunidad de compra! Y los bonos no se ven tan afectados por las crisis, de modo que puedes convertir el dinero invertido en tus bonos en acciones baratas de compañías que te ofrecerán grandes rendimientos.

5. Impuestos

Sin recurrir a la ilegalidad, busca maneras de pagar menos impuestos. En el caso de los dividendos, una fórmula muy utilizada es el dividend script, que te permite cobrar los dividendos en acciones, lo que evita pagar ese 19% de IRPF ya que, al fin y al cabo, no has cobrado dinero.

Pero existen otros mecanismos para ahorrar impuestos, como el formulario W-8BEN, los convenios de doble imposición, o presentar a tiempo el modelo D6 y ahorrarte una multa.

¿Cuál es tu objetivo de inversión?

El mío, como puedes ver, es muy ambicioso. Típico de la mentalidad de los ricos. Hablo de cobrar una pensión bajo el supuesto de que no recibiré tal cosa. Ambición, sí. Pero también catastrofismo. Existen objetivos de inversión más modestos, como 100€ extra al mes. O invertir para comprar una casa, en lugar de utilizar el simple ahorro.

La verdad es que me interesa tu opinión y estrategia, por lo que te animo a que dejes un comentario con tus planes y, si lo consideras oportuno, compartas tu sabiduría con los demás.

Por último, avisar de que cada trimestre publicaré en este blog mis avances en tema de acciones y dividendos, para que puedas imitarme en esta práctica que protegerá tu vejez de la incertidumbre de las pensiones del mañana. Soy de la firme opinión de que ahí seguirán, pero más vale prevenir que curar. Y un dinero extra nunca viene mal.

Este artículo de El euro extra sobre mi objetivo de inversión no debe ser tenido en cuenta como un consejo financiero, sino mi experiencia personal al invertir en bolsa a través de Etoro (al principio) y DEGIRO. Y recuerda que invertir conlleva riesgos de perder tu capital. Consulta a un verdadero experto en materias bursátiles.

Por Carlos Pérez Casas

Recoge los beneficios de sus novelas y los invierte en dividendos porque algún día le gustaría jubilarse.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.