Como imagino que sabrás si consultas habitualmente el blog, di mis primeros pasos en el mundo de la inversión a través de Etoro. Supongo que me captaron sus anuncios en Youtube o en blogs. Probablemente. En el salvaje mundo de la compraventa de acciones, descubrí algo tangible, fácil de entender, invertir en dividendos. Compras activos que generan cierta rentabilidad en forma de pago a los inversores. Semejante a comprar un piso y alquilarlo. No obstante, tras unos meses en la plataforma me di cuenta de que las cuentas no encajaban, algo fallaba en el cobro de dividendos, y eso me llevó a la pregunta ¿Hay algún problemas con los dividendos en Etoro? Sí, a menudo no se pagan en el plazo y la cantidad correcta. Veamos por qué.

Los tres problemas con el pago de dividendos en Etoro

Si te interesan los dividendos imagino que ya conocerás algunas compañías de confianza, como pueden ser los aristócratas del dividendo (quienes lo han pagado durante al menos 25 años consecutivos) o las compañías del IBEX 35 con mejor rentabilidad por dividendo. Son empresas que te encanta tener en tu cartera de inversión, porque representan una fuente de ingresos pasivos. Poco o mucho, cada año te pagan lo que te corresponde como inversor.

De modo que «oye, estas empresas quiero en mi cartera, ¿merece la pena invertir en ellas a través de Etoro?». Iré al grano y luego me explayaré. Tres son los problemas fundamentales que tiene la plataforma de inversión Etoro con los dividendos:

  1. Las acciones americanas están sujetas a un 30% de impuestos sobre el beneficio, en lugar del 15% que debería aplicarse.
  2. Etoro se olvida de pagar algunos dividendos, y debes recordárselo.
  3. Causa de lo anterior (probablemente) es que su base de datos no está actualizada (especialmente sobre empresas españolas), y no saben muy bien quién paga, cuánto o cuándo.

1. ¿30% de impuestos? Debería ser 15

Existe un papelito llamado formulario W8-BEN que busca favorecer a inversores extranjeros que quieran meter su dinero en Estados Unidos. Para incentivar este tipo de conductas existe una reducción fiscal (del 30% al 15%) para quienes tramiten este documento. De hecho, el mismo día que abras una cuenta en Etoro te pedirán que lo rellenes. Luego se lo pasan por el forro de los…

Porque sospecho que Etoro no quiere complicarse la vida sobre quién es europeo, asiático o yanqui, quién paga 15% o 30%. Demasiado papeleo. Así que mete a todos sus clientes en el mismo saco y cobra el 30% de impuestos sobre los dividendos en Etoro. Aunque seas elegible para una reducción, como me ocurre a mí. Etoro no te roba, que quede claro, se lo paga al fisco estadounidense, quien no se queja del dinero extra en sus arcas.

2. Hay que recordar a Etoro que nos debe dinero

De vez en cuando, necesitas ponerte en modo mafioso con Etoro, especialmente cuando la fecha ex dividendo de alguna de tus compañías ha quedado atrás, pero tú no has visto ni un centavo del dinero que se te debe como inversor de esa empresa. Entonces hay que escribir un email con la incidencia. Suerte si te responden. El problema se agrava si los dividendos se pagan mensualmente, porque puedes acumular dividendos pendientes (y son tuyos).

3. ¿Esa empresa es española? No, creemos que pertenece a la antigua Yugoslavia

A veces a Etoro le da un derrame cerebral, como cuando insistían en que ACS (la constructora de Florentino Pérez) era una empresa estadounidense y por eso me retenían el 30%. Tuve que enviar muchos email (pero muchos, algo así como… demasiados) para que corrigieran el error y aun así nunca me solucionaron el problema. Un caso similar me ocurrió con Acerinox, que pagó dos dividendos (uno ordinario y otro especial tras un aumento de los beneficios) pero yo solo recibí el primero. De nuevo, los email no sirvieron para nada. A ellos no les constaba el pago del segundo dividendo.

¿Ves dónde está el problema? Probablemente ACS y Acerinox fueron la excusa definitiva para abandonar Etoro.

Como los dividendos en Etoro se abonan incorrectamente, lo desaconsejo para este tipo de inversores

Ese sería el resumen de este artículo. Cuando escribí mi artículo sobre las cinco formas de perder dinero en bolsa nunca creí que la ineficacia de un bróker sería motivo de pérdida, pero es así. Por desgracia. Entre la falta de transparencia y un equipo que parece más centrado en captar nuevos clientes (esos anuncios que me atrajeron a su plataforma y al mundo de la inversión) que en ofrecer un buen servicio a los ya registrados.

Si eres inversor a largo plazo —lo que a menudo implica localizar acciones que paguen buenos dividendos con la intención de reinvertir estos en la adquisición de más acciones, para crear el efecto bola de nieve— es poco probable que Etoro sea para ti. Puede enseñarte mucho sobre el mundillo durante tus primeros meses, desde luego, pero tarde o temprano el peso de los dividendos mal pagados te animará a buscar alternativas. En mi caso fue DEGIRO, que tiene comisiones de compra venta (muy bajas, pero cualquier cantidad ya es mayor que la de Etoro), pero sí paga eficaz y puntualmente los dividendos, incluso te avisa de pagos inminentes (el 30 de junio cobraré los dividendos de LTC Properties y dos ETF).

¿Qué ocurre con acciones de crecimiento y especulativas?

No debemos ignorar una de las grandes ventajas de Etoro, su plataforma es de cero comisiones, por lo que hay un tipo de activo que no padece los problemas antes mencionados y sí goza de ventajas significativas en Etoro: las acciones que no pagan dividendos. También las criptomonedas, aunque a esas ni me acerco. Estas se libran de quebraderos de cabeza y son muy directas: las compras, cambian de valor, las vendes. No hay de qué preocuparse. Sabes lo que has pagado y lo que has cobrado. Solo debes notificárselo a Hacienda, nada más.

Por lo tanto, si eres un inversor interesado en este tipo de acciones (algunas de las cuales son Amazon o Google, además de las famosas penny stocks y las de reciente salida a bolsa, a través de una IPO/OPV) en ese caso sí que te conviene abrirte una cuenta en Etoro. Especialmente si tienes buen ojo para detectar oportunidades de inversión. Sin embargo, no es lo mío. Yo soy partidario de los dividendos, y por ello te aviso de los problemas que puedes encontrar en Etoro.

Nota: Sí, aún mantengo la cuenta en Etoro, pero es la de activos de riesgo (esas acciones de locura, puramente especulativas, que a menudo salen mal), sin dividendos (porque tengo la lección aprendida) y representa un escaso porcentaje de mi capital.

Este artículo de El euro extra sobre mis razones para abandonar Etoro no debe ser tenido en cuenta como un consejo financiero, sino mi experiencia personal al invertir en bolsa a través de Etoro. Y recuerda que invertir conlleva riesgos de perder tu dinero.

Por Carlos Pérez Casas

Recoge los beneficios de sus novelas y los invierte en dividendos porque algún día le gustaría jubilarse.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *