Como bien sabrás si eres un habitual del blog, me centro especialmente en invertir en dividendos. Es sencillo y es lo mío. Además, funciona. Pero existen otras estrategias de inversión. Estrategias que funcionan y, en algunos casos, ofrecen mayores rentabilidades si decides aceptar más riesgo y escoges sabiamente dónde invertir tu dinero. Pero, ¿cómo se pueden valorar acciones que no pagan dividendos? ¿Cómo sabes si estás comprando acciones a un precio justo o pagas premium por ellas? Vamos a intentar averiguarlo.

Acciones que no pagan dividendos

Peter Lynch era partidario de acciones que pagan dividendos

Hay muchas acciones que no pagan dividendos, de modo que estas empresas deben encontrar otra forma de remunerar a sus accionistas. De lo contrario perderían el interés de los inversores. Aquí es donde entran en juego los beneficios de una empresa, que determinan si se trata de una empresa de alto crecimiento (bien) o una que tiene problemas económicos (mal). Si una compañía es rentable, captará la atención de los agentes del mercado, lo que aumentará el valor de sus acciones. En teoría, todas las empresas (sanas) tienen beneficios que terminan por reflejarse en una revalorización de las acciones. En teoría.

Existen algunas compañías con excelentes rendimientos económicos que no se han visto reflejados en el precio de sus acciones. Esas son las que te interesan. Porque si las localizas e inviertes en ellas ahora, tarde o temprano multiplicarán su valor. Son las famosas 10-bagger de las que Peter Lynch habla en su libro Un paso por delante de Wall Street. Una de esas pequeñas maravillas sobre inversión que te devuelven la esperanza en que no todas las guías están escritas por vendehumos.

Entonces se deduce que lo importante es llegar antes que los demás (o antes que la mayoría). Así es como esas acciones que no pagan dividendos se convierten en buenas oportunidades de inversión. Pero, la verdad, me resulta difícil valorar cuándo comprar y cuándo no si no tengo como referente la rentabilidad por dividendo o el payout ratio. Aquellos son indicativos muy claros sobre lo que puedes esperar de una compañía y los pagos que recibirás, por eso es lo que utilizo. Pero claro, eso no funciona con este tipo de empresas, de modo que necesito otro ángulo de aproximación a este tipo de activos.

Indicadores sobre cuándo invertir en empresas sin dividendos

cómo localizar acciones que pagan buenos dividendos, pero ¿cuál es la fórmula cuando no hay dividendos? ¿Cómo funciona? ¿A qué factores debo atenerme? El hecho de que una empresa no pague dividendos ¿es indicativo de que planea expandir su negocio o es que no puede permitirse devolver ese capital a sus accionistas?

También se me plantea otra pregunta ¿cuándo vendo una acción que no paga dividendos? Soy de los que acostumbran a comprar y mantener las acciones; cuando bajan de precio, compro más para aumentar mi rentabilidad por dividendo pero… ¿y si no hay remuneraciones al accionista? ¿Sigue siendo buena idea comprar el descuento? Corro el riesgo de perder dinero en bolsa, y eso es algo que no quiero.

Como ves, muchas preguntas, y necesito ayuda con las respuestas. Por eso he investigado sobre el asunto, especialmente en el análisis sobre los fundamentales de los que tanto hablaba Peter Lynch, hasta dar con una solución más o menos eficaz. Todo lo «más o menos» que uno puede encontrar en el mundo de la bolsa.

Consultar el ratio precio/beneficio

El famoso P/E ratio es uno de los indicadores más claros sobre cómo cuándo es un buen momento para invertir en una compañía concreta. Incluso cuando esta no paga dividendos. Es una métrica que marca cuánto debes pagar por cada euro recibido o, dicho de otra forma, los años que tardarás en recuperar tu inversión inicial. Un valor por debajo de 15 se considera una buena oferta. Pero con las acciones de alto crecimiento el P/E ratio es más flexible, más propenso a los números elevados.

La respuesta puede estar en una comparativa. Comparar entre el P/E ratio de ese año frente a otros años y/o comparar entre el P/E ratio de esa compañía y otras similares del mismo sector es una forma eficaz para valorar acciones que no pagan dividendos. Así es como se localizan las rebajas en caso de un ocasional descenso de los precios.

Por otro lado, este P/E ratio quizá te ayude a determinar dónde colocar una orden Stop Loss (especialmente en dinámico) para protegerte de una potencial burbuja de precios que explota. Que es algo que suele ocurrir con estas acciones de alto crecimiento, tal y como pudimos comprobar en la reciente caída de precios de febrero-marzo.

Examinar el valor contable

Otro de esos datos fundamentales que los analistas examinan sobre las empresas. Ofrece una valoración de una empresa en caso de que esta no pague dividendos o se haya estancado en sus beneficios. Es posible ganar dinero con este tipo de compañías estables si descubres que están infravaloradas, y por ello consultas su valor contable (la suma de todas sus propiedades, patentes, productos y maquinaria).

Si el valor de una acción está por debajo de su valor contable, es una excelente ocasión para comprar esas acciones. Por ejemplo, una relación precio/valor contable de 0,70 indicaría, como dicen en Wall Street, estás pagando setenta centavos por cada dólar. Algo que ahora mismo ocurre con IAG y Prosegur. Este tipo de empresas, cuando rebotan, lo hacen espectacularmente. ¿Cuándo rebotarán? He ahí la gran pregunta…

Crecimiento de los beneficios

El valor más claro para analizar este tipo de acciones. Como se trata de empresas de alto crecimiento, no te importa tanto lo que ya han conseguido o el interés que ha despertado en los accionistas, lo que quieres es adivinar el futuro. O algo que se le parezca. Y para ello acudes a cuál ha sido el progreso de la empresa en materia de beneficios.

Vaya por delante que muchas de las empresas de alto crecimiento funcionan durante años con un balance negativo mientras establecen su marca en el mercado, pero te interesa saber si los ingresos aumentan anualmente. Perspectivas de que la empresa empiece a generar beneficio.

Para ello consultas el crecimiento anual de beneficios el Year-over-Year Growth. Si en 2021 fue del 35%, en 2020 del 28%, y en 2019 del 22%, es una buena señal de que es una empresa que crece. Y probablemente lo hará en el futuro, cuando tus acciones ya se hayan revalorizado.

Razones para comprar acciones que no pagan dividendos

Si no vas a recibir tus dividendos mensuales, debe existir una buena razón para mantener una compañía en cartera. Y esa razón normalmente es una revaloración de sus acciones. Esto se consigue mediante una expansión del negocio de esa empresa. Las empresas que no pagan dividendos en lugar de remunerar sus actuales accionistas, invierten ese dinero en hacer crecer su negocio. Esta revalorización siempre es bien recibida, especialmente cuando una empresas ha crecido lo bastante para convertirse en una compañía estable que paga dividendos. Algo que sospecho que le ocurrirá a Amazon más temprano que tarde.

Otra de las razones puede ser para especular. Así de simple. Si encuentras una acción infravalorada o una penny stock que está recibiendo mucha atención por parte de los inversores, es posible que quieras invertir ahora en acciones de una compañía con la intención venderla en un futuro cercano a quien esté dispuesto pagar un mayor precio por esas acciones. Eso es especular, sin ninguna connotación negativa. Compras algo para venderlo cuando aumente su valor. Y puede ser una buena oportunidad para tus finanzas. Es más, si tienes cierta tolerancia al riesgo podrías recurrir al apalancamiento para comprar más acciones y aumentar tu rentabilidad. Aunque ahí ya te mueves en terreno peligroso. Tú debes valorar esta última posibilidad.

Yo, por el momento, me voy a seguir ciñendo a las empresas con dividendos. Además, tienen la ventaja de que no necesitas hacer operaciones de compra-venta, por lo que te ahorras la tasa Tobin. Aunque Amazon sí que es una notable candidata a entrar en mi portafolio. Me gusta su modelo de negocio.

Este artículo de El euro extra sobre cómo valorar acciones que no pagan dividendos no debe ser tenido en cuenta como un consejo financiero, sino mi experiencia personal al invertir en bolsa a través de Etoro. Consulta a un verdadero experto en materias bursátiles.

Por Carlos Pérez Casas

Recoge los beneficios de sus novelas y los invierte en dividendos porque algún día le gustaría jubilarse.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *