Me encanta invertir en dividendos. Eso es algo que tienes bastante claro si visitas mi blog. Pero cuanto más y más me informo sobre el mundillo más pequeñeces descubro, pequeñeces que terminan por ser muy útiles y ahora comparto contigo. Hoy toca hablar de las clases de dividendos que existen, cómo cobrarlos y cuáles son los más recomendables tanto a nivel fiscal como para tu estrategia de inversión.

6 clases de dividendos que puedes percibir

Según la información disponible, existen seis tipos de dividendos que un empresa puede elegir para remunerar a sus accionistas:

Clases de dividendos que puedes cobrar
  1. Fijo
  2. A cuenta
  3. Complementario
  4. Extraordinario
  5. En acciones
  6. Script Dividend

Que ya son cinco más de los que al principio daba por sentado.

Dividendo fijo

Este tipo de dividendo se declara por adelantado, antes de conocer los resultados financieros, a veces con un año de antelación. Esto permite estimar, por ejemplo, los dividendos mensuales de algunas REIT. Desde luego que los directivos manejan cálculos de beneficios para el próximo año, pero Los aristócratas del dividendo son famosos por estas clases de dividendos.

Dividendo a cuenta

Esta clase de dividendo se paga en función de los resultados financieros de la compañía. Si una empresa estima que ha ganado X, decide repartir el 5% de ese X. Son muy típicos de las empresas españolas, que pagan una vez han recaudado.

Dividendo complementario

Una extensión del anterior. Cuando las previsiones de la empresa superan las proyecciones (como le ocurrió a Acerinox en 2020) se paga un segundo dividendo como complemento del previamente anunciado. Una especie de adelanto para los accionistas porque el futuro luce bien.

Dividendo extraordinario

La más excepcional de las clases de dividendos. Un dividendo extraordinario es un acontecimiento único. Suele ser una remuneración fuera de lo normal, cuando los beneficios de la empresa han superado las expectativas y tienen tanto dinero que no saben qué hacer con él. Entonces piensan en los accionistas. Si eres accionista de Costco, sabrás que cada cierto tiempo (2013, 2015, 2017 y 2021) paga un dividendo extraordinario muy jugoso. En el caso de España, existió el legendario dividendo de Endesa en 2014, casi 14 € por acción.

Cuando este tipo de dividendo se declara hay que estar muy atento a la fecha ex dividendo, ya que no solo queremos cobrarlo, sino que si tenemos la intención de aumentar nuestras acciones antes del pago, hay que hacerlo antes que otros inversores que se dejen arrastrar por la misma razón, lo cual aumentará el precio de las acciones.

Dividendo en acciones

Cuando la empresa no puede permitirse el pago de dividendos (mala señal) o tal vez le interese conservar ese dinero para futuros proyectos (mejor señal) puede remunerar a sus accionistas a través de nuevos dividendos. La ventaja de este sistema es que recibir nuevos títulos no se considera ingresos, por lo que no debes abonar el IRPF de esas nuevas acciones, a menos que vendas los títulos, en cuyo caso debes tributarlo en la declaración de la renta.

Como utilizo la plataforma de Etoro no tengo derecho a pedir el pago en acciones. No obstante, por razones que expondré más adelante prefiero recibir el dinero pese a que suponga rendir cuentas con Hacienda.

Script dividend (una mezcla de clases de dividendos)

También conocido como dividendo flexible. Consiste en ofrecer la opción de pagar a los accionistas con nuevos títulos, capital o una mezcla de ambos. Lo que prefieran. Al igual que sucede con el dividendo en acciones, se establece un ratio (1 una nueva acción por cada 23) y la parte fraccionaria restante se abona en efectivo. O puedes coger todo el dinero. Como digo, lo que prefieras.

Recientemente tanto ACS como Telefónica , dos de los mejores dividendos del Ibex 35, han remunerado a sus accionistas con un dividendo flexible, con opción de cobrar parte en acciones y parte en efectivo.

¿Cuáles son las mejores clases de dividendos?

Aquí es donde entra en juego tu propia estrategia como inversor. Sobre el papel, recibir un dividendo en acciones (o como script dividend) es lo que más nos beneficia a nivel fiscal, pero ¿nos conviene? Si tu objetivo, como es el mío, es mantener un equilibrio en tu portafolio (mediante el Dollar Cost Averaging), es probable que quieras reinvertir los dividendos en aquellas posiciones que se han visto perjudicadas, no en las que ya están ofreciendo rendimiento. Es una forma de invertir en aquellas acciones con una alta rentabilidad por dividendo.

De modo que prefiero recibir el dinero, y decidir dónde estará mejor invertido en lugar de aumentar mi posición en una compañía que ya me ha pagado (y cuya próxima fecha ex dividendo puede estar muy lejos). Pero claro, es mi opinión. ¿Cómo lo ves tú?

Este artículo de El euro extra sobre clases de dividendos y cuáles te convienen no debe ser tenido en cuenta como un consejo financiero, sino mi experiencia personal al invertir en bolsa a través de Etoro DEGIRO (donde puedes cobrar en script dividend). Consulta a un verdadero experto en materias bursátiles. Tu capital está en riesgo.

Por Carlos Pérez Casas

Recoge los beneficios de sus novelas y los invierte en dividendos porque algún día le gustaría jubilarse.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *