De nuevo regresamos a Mintos, mi opción predilecta en cuanto a crowdlending. Pero en lugar de establecer estrategias automáticas (la inversión pasiva que recomiendo a todo el mundo, pues libera de preocupaciones) he decidido ir un paso más allá y hablar sobre el mercado secundario de Mintos. En concreto, sobre el uso de filtros para encontrar auténticas gangas que aumenten tu rentabilidad en la plataforma. ¡Allá vamos!

¿Qué es el mercado secundario de Mintos?

El mercado secundario de Mintos ofrece la posibilidad de comprar y vender préstamos de inversores particulares, sin la intervención directa de las entidades prestamistas. Para los vendedores, supone una forma de conseguir liquidez al liberarse prematuramente de sus préstamos en Mintos; para los compradores, la posibilidad de invertir en préstamos que ofrecen mejor rentabilidad que los disponibles en el mercado primario.

Curiosamente, mientras escribo estas líneas (13 de abril de 2022) hay más préstamos disponibles en el mercado secundario que en el primario (640.000 vs 510.000), lo que da testimonio de las posibilidades para un inversor como yo.

¿A quien le interesa invertir en el mercado secundario de Mintos?

Este artículo se centra en los compradores de préstamos, quienes buscan rentabilidad adicional. Porque dejemos algo claro desde el principio: si inviertes en el mercado secundario de Mintos es para conseguir más rentabilidad.

En primer lugar, el mercado secundario de Mintos es para quienes adoptan un papel más activo con sus inversiones en crowdlending. Personalmente recomiendo ceñirse (al menos hasta que se domine la plataforma) en las estrategias automáticas (conservadora y alto rendimiento, nunca diversificada) o configurar una estrategia personalizada en Mintos. No obstante, si existe la posibilidad de ganar algo más de dinero (tampoco mucho, no te creas) puedes adoptar un rol más activo en tus inversiones.

Ventajas de invertir en el mercado secundario de Mintos

Invertir en deuda es colocarse en el lado bueno (el provechoso) de la pregunta de si es buena idea pedir un préstamo para invertir. Y aquí es donde entra el mercado secundario de Mintos, que te ofrece la posibilidad de exprimir un poco de rentabilidad adicional gracias a esos inversores que necesitan liquidez y venden sus préstamos. Aunquen también ofrecen ventajas respecto a la calidad.

  1. La rentabilidad puede ser mayor que los préstamos disponibles en el mercado primario, gracias a los descuentos aplicados por esos vendedores que necesitan el dinero antes de tiempo.
  2. Mintos ha crecido mucho en número de usuarios, por lo que ciertos préstamos (los más jugosos) de ciertos originadores (los mejores) se compran rápidamente*, por lo que para invertir en ellos es necesario recurrir al mercado secundario.
  3. Invertir en el mercado primario depende de tu confianza en el originador (la entidad que concede el crédito al particular), pero en el mercado secundario de Mintos existe un historial de pagos, donde puedes consultar si el prestatario devuelve el dinero a tiempo, atravesó un bache o es incapaz de hacer frente al préstamo.

Como ves, el proceso es más complejo que el autoinvertir, depositar dinero cada mes y olvidarse de lo demás. Invertir en el mercado secundario de Mintos requiere trabajo, pero está ahí para compensarte por tu esfuerzo. Pero es una buena idea dedicarle un rato cuando tengas algún dinero extra, como el dinero que sale a devolver en la declaración de la renta.

*Una mención personal aquí. De vez en cuando Mintos lanza campañas de cashback, donde la entidad emisora del préstamo ofrece una bonificación en metálico si inviertes en sus préstamos. Una especie de reclamo. Recientemente Mogo Kenya te regalaba hasta un 5% de lo que invertías si era préstamos a varios años (ningún problema, pues lo mío se basa en ahorrar para la jubilación). Pues bien, ayer me di cuenta de que los préstamos de Mogo Kenya empiezan a escasear en el mercado primario, sin duda como consecuencia de que todo el mundo invierte para conseguir ese jugoso 5% de rentabilidad inmediata. Yo mismo tengo invertido dinero debido a esa campaña.

Mercado secundario de mintos y campañas de originadores
La mencionada campaña, como ves, hasta un 5% de rentabilidad adicional.

4 pasos para utilizar el mercado secundario de Mintos

Ahora que hemos hablado del porqué, es momento de afrontar el cómo. No todo lo que aparece en el mercado secundario merece la pena, por lo que te propongo un plan en cuatro fases para que consigas esa rentabilidad extra que será tan bien recibida.

  1. Aplicar los mismos filtros que en mercado primario
  2. Centrarse en los descuentos
  3. Evitar lo que es demasiado bueno para ser verdad
  4. Revisar el historial de pagos

1. Aplica los mismos filtros que emplearías en el mercado primario

En primer lugar, establece tus criterios para el mercado secundario, similares a los que aplicarías en el primario. De este modo, evitas aquellos préstamos donde no confiarías al invertir a ciegas (estrategia automática). Explico mi ejemplo personal:

  • Abro el mercado secundario.
  • Solo invierto en euros (no me complico con cambio de divisas pese a que ofrezcan más rentabilidad).
  • Con garantía de recompra, por supuesto.
  • Desactivo los préstamos en Rusia, Ucrania y, por si acaso, Bielorrusia (por si las sanciones también llegan allí). Kazajistán tampoco es el mejor lugar del mundo ahora mismo, por lo que quizá albergues reparos para invertir ahí.
  • Malos originadores, fuera.
  • En Estado, elimino los préstamos en impago, con moras de entre 1 y 30 días y (tal vez) en periodo de gracia.

Respecto al criterio Estado, normalmente buscarías que el préstamo esté al corriente de pagos. No obstante, como verás en el paso 4, no es una idea descabellada el buscar préstamos con más de 30 días de demora y garantía de recompra. Aunque si no quieres liarte con complejidades, selecciona solo Actual.

2. La prioridad son los descuentos, no el YTM

Si vienes del mundo de las inversiones en bolsa, sabrás que la mejor estrategia es el largo plazo. Invertir y, si es posible, nunca vender (algo muy fácil si inviertes en dividendos). No obstante, si sigues esa filosofía, te centrarías solo en el largo plazo; y, por extraño que parezca, no es la actitud en el crowdlending. «Pan para hoy, hambre para mañana» es una cita engañosa en el mundillo de los préstamos. Me explico.

Una de las columnas que aparecen en el mercado secundario (ausentes en el primario) es YTM (Yield to Maturity o rentabilidad hasta maduración). Bajo el supuesto de que todos los pagos del prestatario se efectúen en los plazos fijados en el contrato, este porcentaje de YTM sustituye a la tasa de interés que originalmente tenía el préstamo. Nota: Mintos tiene el buen hacer de explicar esto en el icono de información. Es decir, que un préstamo con una YTM de 14,3% te ofrecería una rentabilidad anual del 14,3%. Para más detalles, consulta mi artículo sobre cómo invertir en bonos, que también son renta fija.

Aquí la trampa (o norma, más bien) reside en que esos pagos se efectúen. Y no hablo del tradicional riesgo de impago del prestatario (eso está presente tanto en el mercado primario como en el secundario) sino de que el originador también cumpla. Verás, los originadores tienen el derecho de recomprar sus préstamos en cualquier momento (Hipocredit es infame en este aspecto), lo cual harán si sus viejos préstamos pagan más interés que los recién emitidos. ¿Les conviene? Pues lo harán. Lo mismo sucede con los prestatarios (si pueden amortizar su deuda, ¿por qué no hacerlo?).

Por eso no recomiendo pagar un premium para conseguir alta rentabilidad, porque corres el riesgo de que un originador o prestatario recompren el préstamo, por lo que perderás esa prima antes de que el tiempo compense tu inversión.

Ventajas de comprar con descuento

Por el contrario, comprar un préstamo con descuento (incluso uno con baja tasa de interés) te reporta ventajas evidentes:

  • Recibes una rentabilidad instantánea gracias al descuento (pagas 9,50€ para recibir 10€).
  • La menor tasa de interés reduce el riesgo de impago, al ejercer menor presión sobre el prestatario, pero conservas el YTM.
  • Una baja tasa de interés no atraerá la atención del originador, que no querrá recomprar ese préstamo.
Invertir en el mercado secundario de Mintos
A la izquierda, la tasa de interés; a la derecha, el YTM

En esta captura de pantalla sobre préstamos disponibles en el mercado secundario de Mintos verás que, gracias al descuento, el YTM es superior a la tasa de interés que se carga al préstamo. ¿Qué significa? Usemos como ejemplo el primero de ellos (sé que es un préstamo pequeño, así que lo multiplico por 100 para mostrar mejor los decimales):

  • Original: 315€ a 7% de interés durante 50 meses (redondeado) supone que al expirar habrás recibido tu principal más 49,08€ en intereses. Todo en pagos de 7,28€/mes (como si fuesen dividendos mensuales), los cuales puedes reinvertir.
  • Con descuento: exactamente lo mismo, 7,28€/mes durante 50 meses. La diferencia es que has pagado 299€ en lugar de 315€, pero sí recuperarás estos 315€ en forma de principal. De ahí que el YTM se calcule en 9%, no 7%.

3. Evita los originadores cuyos préstamos tienen TODOS un descuento

Esta es una trampa fácil de evitar. Más aún cuando ya me ocurrió a mí y aprendí la lección. Si abres el mercado secundario y te encuentras con una inmensa lista de préstamos con descuentos, digamos, del 8% pertenecientes al mismo originador… es momento de abrir Google y buscar a ese originador en la sección de noticias. Algo malo ha pasado.

Yo caí en la trampa de Wowwo (por suerte, cuando aún tanteaba con Mintos, no cuando me lancé de lleno), originador turco que abonaba a los inversores en euros. Así que cuando la lira turca se desplomó, tuvo problemas para pagar en euros (no le salía rentable). Wowwo y Mintos (en representación de sus inversores) están en negociaciones para ver en qué queda el asunto. Con fío en recuperar parte de mis ¿36€? pero… ¿compensará el -8% de descuento que me atrajo a la trampa?

La guerra en Ucrania hizo algo similar con los préstamos de Rusia y Ucrania (ahí solo me afectó a 21 céntimos pendientes de un préstamo). Lo importante es andar con cuidado, y buscar descuentos jugosos, no trampas para incautos.

4. En el mercado secundario de Mintos aparece el historial de pagos

Una vez que has aplicado los pasos antes mencionados es momento de elegir entre los préstamos restantes, ¿qué mejor criterio que repasar el historial de pagos del prestatario? A la hora de invertir en un préstamo disponemos de escasa información sobre el prestatario: género, edad, país de residencia y… poco más, ¿no? Sin embargo, los préstamos del mercado secundario ofrecen una jugosa información. Puedes consultar las cuantías abonadas hasta el momento, si hubo algún retraso en el pasado*, si lo hay en el presente, si tiene toda la pinta de que vaya a irse al garete…

*Algunos préstamos con el Estado Actual pueden ser engañosos, ya que se refiere al último pago. Por eso es importante consultar el historial.

Historial de pagos en el mercado secundario de Mintos
No pinta bien…

A la hora de interpretar el historial de pagos, existen dos corrientes en las que yo navego:

  1. Comprar préstamos limpios
  2. Invertir en préstamos a punto de caer en impago

Empecemos con el primer punto, porque es el más fácil de entender. Si tras los 3 pasos previos me encuentro con un préstamo cuyos pagos se abonan religiosamente, ¡pues adelante! Es una buena inversión. Hasta aquí, todo bien.

¿Por qué invertir en préstamos con retrasos?

He aquí cuando aparece mi yo cazador en busca de oportunidades de inversión. Mis motivos para la segunda estrategia tienen que ver con el funcionamiento de Mintos y la garantía de recompra. Transcurridos 60 días de retraso, el originador debe recomprar el préstamo, ¿no? De modo que si compras un préstamo de 10€, el originador te dará 10€ al 60º día. Pero si has pagado 9,50€ por él… ¿me comprendes? Comprar un préstamo con descuento y garantía de recompra a punto de caer en impago supone conseguir una rentabilidad inmediata, no anualizada. Cuando se produzca la recompra, recuperarás tu principal y el descuento, que podrás invertir de inmediato en otro préstamo. Existe algo más de riesgo, pero es una estrategia que utilizo.

¿Tienes alguna sugerencia o duda respecto al mercado secundario de Mintos? Porque me encantaría escucharla, y que todos aprendamos de experiencias ajenas.

Este artículo de El euro extra sobre estrategias para invertir en el mercado secundario de Mintos no debe ser tenido en cuenta como un consejo financiero, sino mi experiencia personal al invertir con ellos a través de su página web. Recuerda que invertir conlleva riesgos de perder tu capital.

Por Carlos Pérez Casas

Recoge los beneficios de sus novelas y los invierte en dividendos porque algún día le gustaría jubilarse.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.