Todos debemos pagar impuestos. Todos. De eso no hay ninguna duda. Sin embargo, del mismo modo que hay desalmados que querrán eludir sus obligaciones fiscales, ya sea mediante el cobro en negro o haciendo trampas en la declaración de la renta, lo cierto es que las haciendas gubernamentales también quieren cobrarte de más. Y se saldrán con la suya a menos que cumplimentes ciertos formularios. Hoy hablaremos de qué es el convenio de doble imposición y cómo conseguir que te devuelvan ese extra que has pagado.

¿Qué es la doble imposición?

La doble imposición es una situación fiscal donde las haciendas de dos países consideran que resides en su país, de modo que ambos países (haciendas) te cobran impuestos por un mismo hecho imponible.

Esto ocurre con frecuencia al invertir en bolsa (especialmente en dividendos) y por eso existen convenios de doble imposición entre diversos países, para no gravar dos veces una sola actividad económica.

¿Qué es un convenio de doble imposición?

Convenio de doble imposición e impuestos
Esto es lo que quiere Hacienda. No se lo des (todo).

Los convenios de doble imposición son acuerdos bilaterales entre dos países para reducir la carga fiscal sobre los inversores, a quienes se dota de seguridad jurídica. Inversores procedentes de esos países no se verán gravados con un doble impuesto. Así la inversión extranjera se vuelve más atractiva cuando permite ahorrar dinero en impuestos.

Y es lo que nos motiva a nosotros a invertir (como en mi caso) en Coca Cola (EEUU) o Games Workshop (Reino Unido), en lugar de concentrar todo nuestro capital en el IBEX 35. ¡Hay oportunidades ahí fuera que los impuestos podrían arruinar!

Lo cierto es que sí te van a cobrar dos veces aunque exista un convenio de doble imposición entre España y otros países. Al menos te pedirán un adelanto. Pero si sigues estos pasos podrás recuperar parte de esas retenciones internacionales.

Países con los que España mantiene un acuerdo de doble imposición

España mantiene (en enero de 2021) tratados de doble imposición con 93 países. Sin embargo, a ti interesa una lista de potenciales países donde vas a invertir, con las retenciones aplicadas:

  1. Estados Unidos (15% o 30%, depende)
  2. Alemania (26,375%)
  3. Francia (12,8% o 30%*, depende)
  4. Holanda (15%)
  5. China (10%)
  6. Reino Unido (0%)
  7. Suiza (35%)
  8. Portugal (35%)
  9. Italia (26%)
  10. China (10%)

Según estos acuerdos de doble imposición España te devolverá la Retención de Origen, hasta un máximo del 15%. De modo que en el caso de Reino Unido no te devolvería nada (porque no has pagado nada); en Holanda, todo; y en Alemania, el 15% (el máximo que te devolverá).

*En Francia se aplica un 12,8% de retención pero algunos brokers online parece que no se han enterado y hay que reclamarles (a ellos) ese cobro extra.

A continuación unos ejemplos de los países más habituales para invertir y entre paréntesis el porcentaje de Retención en Destino (RD).

1. Convenio de doble imposición entre España – Estados Unidos (30% o 15%)

Estados Unidos es el primer país que debes tener presente en cuanto a retenciones. Para empezar, resulta muy atractivo para invertir gracias a los dividendos de sus empresas (por no hablar de la rentabilidad base de algunas de las más grandes). Y en segundo lugar, porque si no tienes cuidado podrían retenerte el 30 % de tus beneficios por dividendos en Estados Unidos. Y eso es muchísimo.

Por fortuna Estados Unidos ofrece ventajas fiscales a los inversores extranjeros que puedan acreditar que, realmente, son extranjeros. Y esa retención se reduce del 30% al 15%. Lo cual está muy bien.

Sin emabrgo, no es suficiente con gritar a los cuatro vientos ¡yo soy español! No, hay que hacer algo de papeleo. Afortunadamente, el procedimiento es muy sencillo. Basta con rellenar el formulario W-8BEN y entregarlo. Es extremadamente sencillo y apenas te llevará unos minutos. Una vez firmado y entregado disfrutarás de una menor retención.

Ilustremos con un ejemplo. Pongamos que recibes 100€ (te pagan en dólares, pero esa es otra cuenta) en dividendos de Johnson & Johnson y has entregado el formulario W-8BEN.

  • Retención de Origen (EEUU): 15% de 100€ = 15€
  • Cantidad tras RO: 100€ – 15€ = 85€
  • Retención de Destino (España): 19% de 85€ = 16,15€
  • Cantidad tras RD (tus ingresos netos): 85€ – 16,15€ = 68,85€

Has pagado 31,15€ de impuestos. A partir de este punto a Hacienda le encantaría que no hicieras nada (porque sabe que te ha cobrado de más), pero tú estás en tu derecho de recuperar parte de la retención. Veamos.

  • Cantidad tributada en Origen no sometida a doble imposición que podemos reclamar a la hacienda española durante la declaración de la renta: 15% de 100€ = 15€

Finalmente has pagado 16,15€ de impuestos, menos de lo que pagarías por un dividendo español.

2. Convenio de doble imposición España – Holanda (15%)

El más fácil de todos. Ya que el caso es el mismo que en Estados Unidos, salvo que no necesitas rellenar ningún formulario. La retención se la pides directamente a Hacienda durante la declaración de la renta.

3. Las retenciones por dividendos entre España y Reino Unido

En Reino Unido no existe Retención de Destino, y el proceso es algo confuso porque primero «te pagan» y luego «te cobran». A efectos internos, te incrementan tus dividendos un 11,1111111% y luego te descuentan un 10%. Si haces las cuentas, te quedas igual. Y como no hay Retención de Destino, pues no pagas. Ignoro exactamente por qué lo hacen, aunque sospecho que su fisco busca una forma inflar la recaudación. Pero a ti no te afecta.

Sobre estos dividendos se aplica el 19% de Retención en Destino (España). De modo que de 100€ de dividendos pagarías 19€. Exactamente lo mismo que por un dividendo español.

4. Convenio de doble imposición entre España y Alemania (26,375%)

Reclamar la retención de dividendos en Alemania es un proceso más complejo, porque al tener un retención superior al 15% hay que lidiar con el fisco germano. Pongamos que recibes 100€ en dividendos de Volkswagen.

  • Retención de Origen (Alemania): 26,375% de 100€ = 26,375€
  • Cantidad tras RO: 100€ – 26,375€ = 73,625€
  • Retención de Destino (España): 19% de 73,625€ = 11,78€
  • Cantidad tras RD (tus ingresos netos): 73,625€ – 11,78€ = 61,845€

Has pagado 38,155€ de impuestos. Pero con un poco de esfuerzo y papeleo vas a recuperar dinero. Veamos.

  • Impuestos que has pagado en Alemania: 26,375€
  • Cantidad tributada en Origen no sometida a doble imposición que podemos reclamar a la hacienda española durante la declaración de la renta: 15% de 100€ = 15€
  • Cantidad que podemos reclamar a la hacienda alemana (RO – DI): 26,375€ – 15€ = 11,375€.

Esos 11,375€ podrás recuperarlos si rellenas y envías el formulario DBA-Spanien/Kapitalerträge a la hacienda alemana (¡suerte con los trámites!). Pero habrás tenido que lidiar con papeleos de dos Tesoros diferentes.

¿Cómo solicitar la de devolución de la retención a la hacienda de Alemania?

Para solicitar ese 11,375% de retención en Alemania debes esperar al 1 de enero del año siguiente al cobro de los dividendos. Aunque puedes demorarte hasta 4 años. De modo que si has pagado impuestos extra los últimos años ahora puedes reclamarlos. De hecho, hay quienes acumulan reclamos para hacerlos todos de golpe.

El trámite consiste en rellenar las tres copias del formulario DBA-Spanien/Kapitalerträge, dos están en castellano (una para ti, otra para hacienda) y una en alemán. Por suerte, los datos que hay que introducir en las casillas de los tres ejemplares son idénticos, de modo que no necesitas aprender alemán para tramitarlo.

  1. En primer lugar debes anotar tus datos personales (nombre y apellidos, dirección). Luego introduces los datos del banco y el número de la cuenta corriente donde recibirás la devolución. Marcas las casillas que declaran que no eres residente en Alemania, no tienes una participación significativa en la empresa y que eres el titular de las acciones.
  2. En segundo lugar escribes los datos sobre tus dividendos alemanes: número de acciones, nombre de la empresa, fecha de pago, dividendo bruto percibido, importe retenido por la Hacienda alemana e importe a devolver. Si es más de una acción (Volkswaen y Allianz, por ejemplo) sumas el total.
  3. Después acudes a Hacienda (España) y pides que te sellen el modelo 01 de «Solicitud de certificados».
  4. Una vez el modelo 01 esté en tu poder envías por correo el modelo 01, el DBA-Spanien/Kapitalerträge y el justificante de pago de tu broker.

La dirección es la siguiente:

Bundeszentralamt für Steuern
An der Küppe, 1
53225 Bonn (Alemania)
E-Mail: poststelle@bzst.bund.de 

5. ¿Qué ocurre con los dividendos de Francia (30%*)

El primer 15% de Retención de Origen lo recuperas exactamente como en el caso de Holanda o Estados Unidos. El resto (al menos, mientras existe ese 30% de Retención de Origen que han prometido suprimir) se tramita mediante dos formularios

En primer lugar está el formulario 5000 ES. Se trata de un certificado de residencia con tres copias (dos en castellano y una en francés). El proceso es casi idéntico al trámite alemán.

Por último está el formulario 5001-ES, donde indicas el convenio entre España y Francia y los datos sobre los dividendos (fecha, cantidad, etc.). También muy similar al caso alemán.

Una vez los tengas envías todo, junto a una copia del justificante del pago del dividendo, a:

Centre des impôts des non-résidents
10, rue du Centre, TSA 10 010,
93465 NOISY LE GRAND CEDEX, FRANCE

*Pero en un futuro (esperemos que cercano), esta tributación se reducirá al 12,8%.

6. La doble imposición entre España, Suiza y Portugal (35%)

Hablo de ellos para que sepáis que existen, pero con el gran nivel de retención que existe para dividendos (y yo me considero un inversor por dividendos, pues en ese tipo de acciones y ETF terminan mis ingresos por venta de novelas) me resulta poco atractivo poner mi dinero en esas empresas. España y Estados Unidos son mis principales mercados.

En Suiza y en Portugal las retenciones son del 35%, con una posibilidad recuperar el 15%, de modo que estoy pagando un 20% antes de tramitar una reclamación de esas retenciones… Me resulta más sencillo encontrar empresas de otros países con una buena rentabilidad por dividendo. Es mi opinión.

¿Dónde pagas menos impuestos por tus dividendos?

En Estados Unidos y Holanda. En realidad, en cualquier país dónde el convenio de doble imposición te aplique exactamente un 15% de Retención de Origen. Es la mejor opción en tema de impuestos, aunque puede que no de empresas.

Entonces llega el momento de saber cuánto pagas en cada país si no vas a reclamar al fisco de ese territorio.

  • España: 19 %
  • Reino Unido: 19%
  • Estados Unidos: 16,15%
  • Holanda: 16,15%
  • Alemania: 25,36%
  • Francia: 28,3% (cuando finalmente apliquen la reforma será 16,57%)
  • Portugal: 32,35%
  • Suiza: 32,35%
  • China: 17,1 %

Este artículo de El euro extra sobre qué es y cómo tramitar un convenio de doble imposición no debe ser tenido en cuenta como un consejo financiero, sino mi experiencia personal al invertir en bolsa a través de Etoro. Consulta a un verdadero experto en materias bursátiles.

Por Carlos Pérez Casas

Recoge los beneficios de sus novelas y los invierte en dividendos porque algún día le gustaría jubilarse.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *