Seguimos con la racha de gastar menos. El «quiero ahorrar dinero y no sé muy bien cómo». Por lo que hoy toca hablar sobre el día a día, y algunos consejos sobre cómo ahorrar dinero al mes gracias a un poco de sacrificio, mucho de sentido común y toda la voluntad que puedas reunir. Porque en eso consiste el ahorro: gastar menos, gastar cuando es necesario, y contener los impulsos de gastar lo que has ahorrado con los dos pasos previos. Mentalidad y comportamiento son las claves del buen ahorrador. De aquel que quiere aprender como ahorrar dinero mensualmente. Lo que te expondré a continuación son solo algunos consejos para alcanzar esa especie de serenidad que te permitirá conservar una mayor parte del dinero que ganes cada mes. Aviso: este artículo es largo, bastante, pero merece la pena consultarlo para contribuir a tu salud financiera.

19 consejos que te ayudarán sobre cómo ahorrar dinero al mes

¡Diecinueve consejos! Para que tengas amplias opciones sobre dónde empezar a ahorrar en tus gastos mensuales. Vaya por delante que la palabra clave aquí ha sido «opciones». No estás bajo la obligación de cumplir los puntos que luego menciono, pero es importante que apliques algunos de ellos. Es más, sería ideal que aplicaras solo algunos de ellos, analices el efecto que han tenido sobre tu presupuesto mensual y tus finanzas, y una vez tengas esa pequeña victoria en la mano, avanzar hacia nuevas propuestas de este artículo.

Roma no se hizo en un día, de modo que no quieras recorrer todas las sendas a la vez, pero todos los caminos conducen a Roma, por lo que cualquiera de estos consejos te ayudará en tu lucha por conseguir ahorros. Porque sí, es una lucha, tú contra tú. Quien ahorra versus quien malgasta.

Dónde y cómo ahorrar dinero al mes en tu casa

1. Reduce tu factura de la luz

Esta es la moda en tiempos recientes. Y no me extraña, porque los precios están desorbitados. Por suerte existen maneras de ahorrar dinero al mes en la factura de la luz. En dos variantes:

  • Lo que pagas
  • Lo que gastas

Son dos aspectos distintos. En primer lugar estaría el hablar con tu compañía, o con otra compañía, para negociar el contrato de tu hogar. Que no te dé ninguna pena elegir la opción que mejor le conviene a tu bolsillo. ¡Ojo! Con los crecientes precios de la luz ha empezado el bombardeo de «tarifas planas de luz». No voy a afirmar que sean un robo a mano armada, pero es la misma razón por la que existen hipotecas mixtas (ahora pagas interés fijo y tras diez años, variable. Claro, cuando el Euribor haya subido). Las compañías eléctricas saben que este precio de la luz no se mantendrá eternamente, de modo que mejor agarrar clientes con una tarifa fija ahora, que los precios están altos, antes de que los precios bajen y puedan facturarles menos. Piénsalo bien.

La segunda opción es lo que gastas, y aquí depende de tu propia conducta. De tus hábitos para ahorrar dinero en casa. Compra bombillas de bajo consumo, electrodomésticos más eficientes o adopta rutinas para gastar menos luz, como adaptarte a los nuevos horarios de consumo eléctrico, apagar las luces innecesarias y todo ese tipo de buenas prácticas que no solo reducen tu consumo, sino que ayudan a un menor consumo global. Un poco de mensaje verde en el artículo, ¿por qué no?

Incluso, si puedes, paneles solares, aunque es poco probable si vives en un piso. ¡A menos que convenzas a los vecinos de las ventajas! No obstante, soy consciente de que este último punto es una inversión considerable. Pero tal vez podrías echarle un vistazo…

2. Ahorrar dinero al mes en la factura del teléfono

Misma estrategia que con la factura de la luz. Elige una tarifa realista, no la que te proporcione el último superteléfono con mil accesorios que tal vez no utilices. O suscripción a HBO y el fútbol nacional e internacional con tu nueva Fibra Óptica 100 (siendo 100 la tarifa que pagas al mes). Porque ese nuevo Iphone, Samsung Galaxy o lo que sea es el cebo que te colocan para que caigas en la trampa de coger una tarifa desorbitada que tal vez no necesitas. Ten mucho cuidado con lo que parece gratis pero no lo es.

Y, como siempre, cambiar de compañía es la opción correcta, porque entre las empresas en general, pero en las de telefonía en particular, siempre se trata mejor a los nuevos clientes que a los viejos, por lo que te interesa ser un nuevo cliente. A ser posible, todos los años.

3. Arregla tú las puertas y enchufes

A menos que tus «obras» sean chapuceras en extremo, intenta ahorrar en carpintería, fontanería, electricista… Estos trabajadores también tienen que ganarse la vida, soy consciente, pero sería bueno para tus finanzas que aprendas a arreglar esas cosas y así ahorrar dinero para aquello que sea realmente necesario. Ahora bien, si no tienes ni p— idea, ¡no lo hagas! O aprende, que también es bueno para la autoestima.

Cómo ahorrar dinero al mes en tu gasto diario

4. Planifica tus comidas para ahorrar mensualmente en la compra

Básicamente implica establecer un calendario de comidas antes de acudir al supermercado (o mercado local, recuerda apoyar el comercio de proximidad) y solo comprar aquello que estaba en tu lista. No esos famosos añadidos que suponen un gasto adicional, y no siempre necesario.

Un calendario te permite no solo incluir esa variedad de alimentos que piden los nutricionistas, sino que además te facilita el calcular la cantidad de ingredientes, y no comprar en exceso. Este es un truco para ahorrar dinero muy fácil de aplicar, de modo que podrías colocarlo muy arriba en tu lista de prioridades.

Una práctica reciente es la de comprar online en el supermercado. Si en la tienda te ofrecen la posibilidad de traerte la compra a casa, es una opción para ahorrar tiempo. Ahora bien, ¿también permite ahorrar dinero? A menudo estos servicios tienen un sobrecoste o están condicionados a cierta cantidad gastada. En el primer caso, recházalo de inmediato. En el segundo… solo si ya tenía presupuestado gastar esa cantidad de dinero. Solo en ese caso. La ventaja de comprar online es que te permite huir de las tentaciones de las ofertas en las estanterías. O comprar algo que no habías anticipado. Y ahí sí se ahorra dinero.

Por otro lado, y esto es ajeno al dinero, creo que esta práctica favorece la pereza a la hora de cumplir con las labores cotidianas, y la pereza no es buena amiga de la gestión económica.

5. Tips para ahorrar dinero en un año: compra marca blanca

A raíz del punto anterior, examina cómo ahorrar dinero al comprar ciertos artículos. Pese a que Hacendado ya no es precisamente barato, todavía hay muchos productos de marca blanca a precios asequibles. Es probable que sepas que a menudo el mismo fabricante elabora dos marcas diferentes. Una cara y una genérica. Ya que estamos con Hacendado te cuento que el fabricante de sus zumos, García Carrión, también produce Don Simón, pero el precio de este último es más elevado que el de Hacendado. De modo que puedes ahorrar dinero con la marca blanca. Sin problemas.

Y como este ejemplo, hay muchos otros productos que te permitirán reducir costes en tu carrito del supermercado. Pequeño consejo: para una experiencia más gratificante, anota la diferencia de precio de cada producto que compres, así podrás establecer un cálculo mensual de cuánto has ahorrado. Recuerda que en el ahorro la motivación es esencial. ¡Ver los resultados te ayudará a continuar con esta buena labor!

6. Reflexiona sobre los gastos extraordinarios

Euro a euro, los pequeños gastos se llevan tu nómina.

Lo creas o no, los gastos extraordinarios son rutinarios, porque siempre estás comprando algo que en realidad no necesitas. Es el impulso de ver algo y sentir que lo necesitas. A menudo ocurre con los pequeños caprichos, esos que puedes pagar con la calderilla que te pesa en la cartera. Pero euro a euro, esos gastos contribuyen a que tu nómina se desvanezca como lágrimas en la lluvia.

Hace falta mejorar el autocontrol para no sucumbir a los gastos impulsivos, esos que no estaban en la lista de la comprar y que solo crees que necesitas ¡porque acabas de verlo en un escaparate! Ese no es un pensamiento racional, y no contribuye a tu salud financiera.

Y tampoco te vengas arriba con un dinero que te llega por sorpresa, como un bonus del trabajo, la pedrea del sorteo de Navidad o la declaración de la renta cuando te sale a devolver. Utiliza ese dinero para la máquina del ahorro o pagar deudas, en lugar de gastarlo en el primer capricho que se te cruce por delante.

7. ¿Ahorrar dinero por semana? Túper en el trabajo y nada de pedir a domicilio

Comer fuera de casa ha sido durante muchos años mi principal gasto. Y ha pasado muy desapercibido. Restaurante aquí, bocata allá… Al igual que la inflación, comer fuera de casa es un sutil asesino que masacra tu dinero. Por suerte, la armadura adecuada es el túper de comida casera (la mejor y la más barata).

Llevarte comida de casa te permite comer durante una semana por el mismo precio que uno o dos menús en el restaurante, y así es como se ahorra en condiciones. ¡Ah! Y lo mismo se aplica a pedir a domicilio. ¡Vergüenza debería darte el pedir cena de fuera para comer en tu propia casa! ¡Que estamos a martes! ¡Con la vídeos en Youtube que hay sobre recetas que podrías aprender a cocinar!

8. Tampoco Starbucks, y el termo siempre lleno

A raíz del anterior, ¡no malgastes dinero en café! Tomar café debería ser un acto social, una excusa para charlar con los amigos o los compañeros de trabajo. De modo que si vas a tomar un café tú solo… pues es mejor que recurras al termo, para ahorrar dinero, claro. Mucho dinero. Más del que te imaginas. Porque en algunos lugares el precio de un café puede resultar desorbitado. ¿De verdad comprar una bolsa de café del bueno en el mercado es más caro que, digamos, diez cafés donde normalmente lo pides? Y estoy seguro de que sacarás más de diez cafés de la bolsa de Nescafé, Moka, Lavazza o cual sea tu marca predilecta.

Y ya que estamos, deja de fumar. Para mí es fácil decirlo, porque no fumo y no tengo ese gasto extraordinario. También soy consciente de que todos necesitamos nuestros vicios, pero valora la posibilidad de dejar de fumar por dinero (o por salud, que debería ser la excusa adecuada, pero aquí hablamos de euros). Piénsalo.

9. Mantente alerta ante posibles descuentos

¿Pagar un 10, 15 o 20 % menos? Sí, por favor. Deme ese cupón, que ya le daré yo un buen uso. Aprovecha estas ofertas, o las que puedas encontrar en páginas sobre descuentos. Personalmente yo utilizo Groupon, pero que me aspen si no existen cientos de posibilidades ahí fuera.

¡Ojo! Que esto no sea una excusa para comprar impulsivamente. El objetivo aquí es ahorrar, no comprar barato. Sí, existe una diferencia. En primer lugar, decide lo que quieres comprar. Y luego averigua si hay algún descuento del que te puedas aprovechar.

Trucos para ahorrar dinero mediante una mejor gestión de tus finanzas

10. Amortiza tus deudas

Las letras de la hipoteca, el pago del coche, tus compras en las tarjetas de crédito (el demonio de la financiación) o incluso deudas con Hacienda. Todos estos pagos mensuales, grandes o pequeños, se comen gran parte de tus ingresos. Para colmo, debido a los intereses que acumulan, te empobrecen con el tiempo. De modo que la estrategia óptima es amortizar tus deudas lo antes posible para A) liberar la presión sobre tu presupuesto y B) pagar menos a largo plazo.

Existen dos métodos para conseguirlo, que algún día explicaré más detalladamente en otro artículo:

  • Método bola de nieve: Amortizar en primer lugar la deuda más pequeña, luego la siguiente, y la siguiente, y pasar a la siguiente. Es el método más eficaz desde el punto de vista psicológico, porque te permite cosechar pequeñas victorias hasta que te liberes de la deuda.
  • Método avalancha: Amortizar primero la deuda que acarree un mayor tipo de interés, y luego avanzar. Este es el método más eficaz desde el punto de vista matemático, porque al amortizar la deuda con mayor TAE, ahorras más dinero a largo plazo. Aunque este es un sistema que requiere cabeza fría y fuerza de voluntad, porque aunque es más eficaz, es más fácil abandonarlo, pues tardas mucho en ver los resultados.

Y aquí te dejo un enlace a un calculador de deudas para que te ayude a saber cuánto pagas cada mes, cuánto te falta y qué efecto podría tener una amortización. No es gratis, lo aviso porque estamos en un artículo sobre ahorro. Compra si lo necesitas para llevar un control de tus deudas.

11. Crea tu fondo de emergencia para ahorrar dinero para el futuro

Una vez tengas tus deudas amortizadas, con la excepción de la hipoteca, es hora de contar con un colchón para los malos tiempos (que vendrán, te lo prometo). Una de las ideas básicas del buen ahorrador es acumular cierto dinero cada mes hasta disponer de un fondo de emergencia. Un capital disponible para cuando lo necesites, pero que no debes tocar a menos que ocurra una emergencia. De ahí su nombre. Ya sabrás lo que es una emergencia cuando ocurra.

Es aconsejable que este dinero para emergencias esté en una segunda cuenta corriente. E incluso es aún mejor si está en otro banco, un banco digital —neobancos, los llaman los modernos— disponibles 24/7, a menudo a través de su web o App. Porque quieres (necesitas) que tu dinero esté siempre disponible. Recuerda que es para una emergencia. Y es importante que ese dinero esté separado de tu cuenta habitual, para evitar la tentación (o el error) de coger dinero de tu fondo de emergencia. Incluso podrías automatizar el ahorro, con transferencias de 50 o 100 euros cada mes a la segunda cuenta.

12. Ideas para ahorrar dinero: ¡No gastes en una semana!

O mejor un mes, si te sientes capaz. Intenta comprar solo lo que sea ESENCIAL durante un tiempo. Tómatelo como una especie de desafío, como los 21 días corriendo o usar más la palabra «Gracias». Parece una tontada. Hasta que lo intentas. Y descubres lo difícil que resulta ahorrar dinero rápidamente.

13. ¡Vende lo que no necesites!

Lo sabes. Lo sé. Todos lo sabemos. Tienes por casa al menos una docena de trastos, zapatos, mochilas, mancuernas que nunca usaste, disfraces y solo Dios sabe qué más acumulando polvo y ocupando espacio. Bueno, es momento de deshacerse de esas inutilidades. Y de paso sacar algo dinero por ello. A nadie le viene mal un poco de dinero extra.

Revisa cajones, armarios y cajas en el trastero. Seguro que puedes encontrar algún producto que puedas vender. ¡Y es una excusa excelente para hacer limpieza de la casa!

Wallapop, y otros pueden ser una respuesta si al menos no a cómo ahorrar dinero al mes, al menos sí a cómo conseguir algunos ingresos puntuales.

14. Cancela tus suscripciones a correos electrónicos que te venden productos

Y lo dice alguien que te envía emails de vez en cuando. Correos donde hablo sobre formas de invertir (que conllevan comisiones) o productos para mejorar tu gestión financiera. Pero bueno… Lo importante es entender aquello de que hay que gastar para ganar, y no solo gastar porque te hayan enviado por email una jugosa oferta de coche, ordenador, seguro, etc. Es mejor evitar las tentaciones, y estas residen en los correos publicitarios a los que te suscribes.

15. Formas de ahorrar dinero mediante las ventajas fiscales del plan de pensiones

Vaya por delante que si tus ingresos son inferiores a 35 000 € al año te conviene más invertir en un fondo de inversión que en un plan de pensiones. Pero en este artículo hablamos de ahorrar, y al invertir en tu plan de pensiones reduces la cantidad invertida de tus ingresos declarados durante la Renta, de modo que te ahorras un dinero que no debes pagar a Hacienda. La idea es sencilla: como el dinero que inviertes en tu plan de pensiones «desaparece» de tu renta, no debes pagar el IRPF por él.

Pongamos algunos ejemplos de qué ocurre si inviertes 2000€ al año en tu plan de pensiones (el máximo que permite la ley en 2021) con distintos salarios:

  • 12000 € al año (por debajo del salario mínimo, así que en teoría trabajas a tiempo parcial): te ahorras 380 €.
  • 16000 € al año (el salario más habitual en España): te ahorras 480 €.
  • 23000 € al año: te ahorras 600 €.
  • 37000 € al año: te ahorras 740 €.
  • 70000 € al año: te ahorras 900 €.
  • Salario de muchísimos euros: te ahorras cada año 940 €.

Como verás, cuanto más cobras más te beneficia un plan de pensiones, pero siempre te beneficia. Ahorras dinero e inviertes para complementar tu jubilación. Dos por uno en cómo ahorrar dinero. Aprovéchate.

Del mismo modo que necesitabas un fondo de emergencia para los malos tiempos, también es momento de crear otro más, este para los buenos tiempos. Invertir en tu plan de pensiones o en un fondo de inversiones te permite beneficiarte de la evolución de la economía (que tiende hacia arriba, aunque tenga descensos puntuales, como 2008 y 2020).

16. Acude a la librería

Este lo digo aunque me perjudique, ya que yo (Carlos Pérez Casas) soy novelista (y sí, en este artículo sobre cómo ahorrar dinero al mes voy a colocar enlaces para que compres mis libros. Es mi artículo y escribo lo que quiero. Ahí que ahí van —> El Cirujano, ciencia ficción, y El alguacil, novela histórica). No obstante, si te gusta leer puedes ahorrar mucho dinero mediante visitas regulares a la biblioteca, donde hay disponibles más novedades de las que te imaginas. Gratis. ¿Y sabías que existe un procedimiento, la desiderata, mediante el cual puedes solicitar a tu biblioteca que adquieran un libro que te interesa leer? Es como encargarlo, pero no pagas por él. De verdad, pregunta por cómo hacerlo y así ahorrarás en tus gastos en libros.

Pero los libros de otros 🙂 , echa un vistazo a mis novelas, que yo también tengo que pagar facturas cada mes.

Métodos para ahorrar dinero al reducir tus facturas

17. Cancela cuantas suscripciones mensuales puedas

Netflix, gimnasio, Audible… Esos son algunos de los ejemplos de pagos mensuales que restan dinero de mi cuenta corriente. Ha llegado el momento de plantearme si necesito contratar estos servicios, si no puedo buscarme alguna otra ocupación que no implique gastar dinero. Soy partidario de mantener ciertos vicios, porque el dinero no da la felicidad si no lo utilizamos para satisfacer nuestras necesidades, de modo que no aconsejaré suprimir todos tus gastos relacionados con ocio, pero es importante que no pagues de más. Cancela donde puedas.

Esto es especialmente importante con los Netflix, HBO, Amazon Premium y demás… porque vivimos en un mundo donde hay DEMASIADOS servicios de streaming, y estás pagando DEMASIADO si tienes más de uno de ellos. Valora la posibilidad de ir alternando cada mes —en función de las series que te interesen—, compartir cuenta con algún amigo o familiar. O cenar en casa de los amigos (pero cocinando vosotros, nada de pedir a domicilio). Así socializas y ahorras.

Y si no quieres renunciar a nada, valora la posibilidad de pagar de golpe de todo el año, ya que a menudo ese tipo de pagos incluyen algún descuento del que puedes aprovecharte. Pero con la excepción del gimnasio (que mantiene tu salud todo el año) no recomiendo recurrir a este formato. Pasados unos meses, podrías aburrirte del contenido de Netflix.

18. Negocia tus seguros, o cambia de compañía

¡Vente a la Mutua! El típico grito que se escucha constantemente en la radio. Tu respuesta debería ser: «Si me conviene…». Y eso es exactamente lo que deberías consultar. Establece una lista de pros y contras entre las distintas opciones. A menudo cambiar de compañía de seguros implica una mejora de las condiciones, lo que te permite ahorrar dinero al mes, pues todas las empresas adoran tener nuevos clientes, pero a menudo alguno de tus seguros podría estar vinculado a los intereses de tu hipoteca (las condiciones de contratación) o tener alguna cláusula de permanencia o penalización por rescisión de contrato.

Como digo, valora los pros y contras de las distintas opciones, pero valora. No te conformes con lo que tienes y busca todos los lugares donde ahorrar algunos euros. Y los seguros son un buen lugar donde empezar.

19. Renegocia tu hipoteca para ahorrar dinero al mes

Y ya que hablamos de as condiciones de la hipoteca… Vivimos un tiempo de intereses bajos, por lo que si pagas demasiado de hipoteca es probable que sea porque adquiriste una hipoteca fija hace diez años o más… cuando el Euríbor estaba mucho más alto. Y podrías estar pagando menos. Tal vez sea momento de refinanciar la hipoteca, tal vez te convenga hablar con otro banco sobre este asunto para renegociar la hipoteca en busca de unos mejores intereses (ellos estarán encantados de quitarle la hipoteca a otro banco).

Y, lo creas o no, tal vez una hipoteca fija es lo que sí te conviene ahora, pese al varapalo recibido, porque el Euríbor está por los suelos, y es improbable que se mantenga eternamente allí. No obstante, todo es estudiarlo. De todos los consejos hasta ahora mencionados cobre cómo ahorrar dinero al mes, este es probablemente el más importante, y al que debes dedicarle el mayor tiempo de estudio, pues afectará y mucho, a tus finanzas. Pero te conviene echarle un vistazo porque es mucho lo que tienes por ganar.

Aprovecha estos consejos sobre cómo ahorrar dinero al mes

Desde que abrí El euro extra me he dedicado a analizar más en profundidad las distintas formas de mejorar mi salud financiera, y de ahí que haya redactado esta larga lista de consejos (todos los cuales reportan ciertos beneficios para tu hucha), y seguro que se me ocurre alguno más o en el futuro. O a ti. Si se te ocurre algo, no dudes en dejar un comentario, porque lo importante es cultivar cierta sabiduría popular con la que ayudarnos unos a otros, pues el dinero no cae del cielo pero sí se escapa por el retrete.

Por Carlos Pérez Casas

Recoge los beneficios de sus novelas y los invierte en dividendos porque algún día le gustaría jubilarse.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.